El polémico espectáculo 'Popeye torero y sus enanitos marineros' vuelve a Teruel para las Fiestas del Ángel

El Defensor del Pueblo pide a la DGA suspender el espectáculo, pero los servicios jurídicos del Ejecutivo advierten de que no tiene facultad para ello

Un participante del show 'Popeye torero y sus enanitos marineros' el año pasado en Teruel

Un participante del show 'Popeye torero y sus enanitos marineros' el año pasado en Teruel / EFE / ANTONIO GARCÍA

EFE

Un año después la polémica vuelve a estar servida en Teruel. El espectáculo cómico taurino del 'Popeye torero y sus enanitos marineros' vuelve a formar parte del programa de la Fiestas del Ángel. El show en el que participan personas con acondroplasia se celebrará el próximo martes 2 de julio a las 19.00 horas en la Plaza de Toros de la capital turolense.

El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, ha pedido suspender el espectáculo según ha anunciado en un comunicado la Fundación Franz Weber, encargada de presentar a este organismo la queja sobre la celebración del evento en Teruel por segundo año consecutivo.

La organización naturalista ha señalado que el Alto Comisionado ha empleado dos herramientas que le confieren sus competencias, el traslado de una sugerencia a la Consejería de Presidencia, Interior y Cultura del Gobierno de Aragón, y una recomendación con carácter general frente a la “permisividad” del ejecutivo aragonés con este tipo de eventos.

En la sugerencia al Gobierno de Aragón, el Defensor del Pueblo se basa en el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.

En la información enviada a los medios de comunicación, la Fundación Franz Weber ha manifestado su agradecimiento a la posición firme de Ángel Gabilondo contra estas convocatorias que suponen “eternizar determinados comportamientos humillantes hacia personas por su mera condición física”.

Desde la organización han defendido que a estos espectáculos suelen asistir niñas y niños, que reciben, en su opinión, un contexto de mofa sobre ciudadanos con diversidad funcional.

Los servicios jurídicos han estudiado la viabilidad del espectáculo y certifican que la situación planteada por «impide» al propio Ejecutivo autonómico «adoptar medidas que permitan la celebración de este espectáculo taurino». Es decir, que el Gobierno de Aragón no tiene facultad para evitar que se lleve a cabo el show programado para el 2 de julio en Teruel. Sí está facultado para controlar su desarrollo y «garantizar que no ocurra la discriminación» en los términos que se denunciaron. El texto de los servicios jurídicos del Ejecutivo ratifica que las personas con acrondoplasia pueden participar en espectáculos del denominado «toreo cómico». 

Fuentes del Gobierno de Aragón aseguran que permanecerán «sin duda vigilantes» al desarrollo del espectáculo taurino, para que este se lleve a cabo «en los términos apropiados».