Praga, Viena y Budapest, un viaje en tren por las maravillas de Europa

Tres capitales europeas que ofrecen un recorrido histórico único lleno de palacios, parques, cultura y vida.

Praga, Viena y Budapest, un viaje en tren por las maravillas de Europa

Praga, Viena y Budapest, un viaje en tren por las maravillas de Europa / iStock / Diego Fiore

Elena Ortega - Club VIAJAR

Elena Ortega - Club VIAJAR

Las ciudades de Praga, Viena y Budapest son tesoros imperiales que han preservado su esplendor a lo largo de los siglos. Cada una ofrece una experiencia única, por lo que combinarlas en un viaje es la mejor manera de disfrutar su grandeza.

Primera parada: Viena

La primera parada del viaje en tren es Viena, punto de partida de nuestro viaje atravesando los paisajes de Bohemia y Moravia. Viena es sinónimo de elegancia y cultura. La Ópera de Viena, los Museos de Historia del Arte e Historia Natural, y la catedral de San Esteban son paradas obligatorias. Los palacios de Hofburg, Belvedere y Liechtenstein son testamentos del esplendor imperial de Austria.

Viena es una parada indispensable en un viaje a Europa

Viena es una parada indispensable en un viaje a Europa / iStock / sborisov

No podemos dejar de visitar el Museo de Sisi Emperatriz en el palacio de Hofburg, que ofrece una mirada íntima a la vida de esta figura histórica.

Praga: elegancia y cutura

Después de disfrutar de Viena, nos dirigimos en tren a Praga, conocida como la ciudad de las cien torres. Su historia y arquitectura la convierten en un destino fascinante. El Puente de Carlos, que cruza el río Moldava, conecta el casco antiguo con el Castillo de Praga y el encantador barrio de Malá Strana. En la Ciudad Vieja, la Plaza de la Ciudad Vieja y el reloj astronómico son imprescindibles. La Torre de la Pólvora en la Ciudad Nueva ofrece vistas panorámicas impresionantes.


Praga, Viena y Budapest desde 900€


Un desvío a Karlovy Vary, una ciudad termal famosa por sus aguas curativas, es una excelente opción desde Praga. Este destino ha atraído a muchos personajes históricos gracias a sus beneficiosas aguas.

Budapest: la joya del Danubio

Finalmente, llegamos a Budapest, una ciudad dividida por el río Danubio en Buda y Pest. Buda, con sus colinas y vistas panorámicas, alberga el Bastión de los Pescadores y el castillo de Buda, al cual se puede acceder en funicular.

Budapest: la joya del Danubio

Budapest: la joya del Danubio / iStock /

Pest, en contraste, es bulliciosa y vibrante, llena de restaurantes, cafés y tiendas. La Plaza de los Héroes y el Parque de la Ciudad son reconocidos como Patrimonio de la Humanidad. Los balnearios de Budapest, como y Gellert, son perfectos para relajarse después de un día de exploración.

Viajar en tren entre Praga, Viena y Budapest es una forma excelente de apreciar la belleza de Europa Central. Este itinerario, propuesto por Club VIAJAR, te permitirá explorar las ricas historias y culturas de estas tres ciudades imperiales.