Trabajar el abdomen es muy importante para nuestro bienestar, ya que más allá de la estética, cuanto más fuerte esté menos dolores de espalda tendremos, mejora la salud de los intestinos y también se protegen mejor los órganos internos. Y sí, también quedan de lujo aunque ahora en invierno no se luzcan mucho. Pero tener la famosa tableta de chocolate bien marcada es una maravilla.

Una de las primeras dudas que flotan en el ambiente a la hora de hacer abdominales es cuántos se deben hacer al día. Se especuló con que Cristiano Ronaldo hacía unos 3.000 al día, pero el astro portugués ya dijo que eran unos 200 o 300.

Y si bien es cierto que es necesario no centrarse en los clásicos abdominales con los pies en el suelo y las rodillas flexionadas, sino trabajar también otras partes del core, hay un par de aparatos baratos, funcionales, que no ocupan apenas espacio y que son imprescindibles tenerlos en casa para marcar el six pack.

La rueda abdominal

Rueda abdominal. Amazon

Es uno de los aparatos de gimnasia más vendidos en todo el mundo y no es para menos. La cantidad de ejercicios que se puede hacer no es muy elevada, pero todos tienen un denominador común y es que hacen trabajar muchísimo al abdomen, fortaleciéndolo de una manera fácil, pero sufrida.

También es ideal para trabajar los hombros y la espalda, que se ven beneficiadas, mejora la estabilidad general y el equilibrio y previene la aparición de lesiones.

Al principio es muy posible que te cueste mucho hacer repeticiones de los ejercicios más clásicos, pero es cuestión de paciencia. Y cuanto más lento lo hagas, más trabajará el core. También se puede usar de lado para que trabajen los oblicuos.

Barra para anclar al suelo

Barra de abdominales. Amazon

Un aparato de sencillísimo funcionamiento y que cumple de sobra con su cometido. Solo tiene la función de hacer mucho más fácil el ejercicio, nada más. Se trata de una pequeña barra que se ancla al suelo mediante una ventosa y en la cual podemos colocar los pies a diferentes alturas para hacer, principalmente, los abdominales más clásicos.

Una manera muy sencilla y barata de maximizar los beneficios de los abdominales, ya que no hay que estar pensando en estabilizar los pies y que no se muevan. Aparte, la variedad de alturas permite jugar mucho con la fuerza en el core y también se le puede echar imaginación para hacer otros ejercicios.