La humedad es uno de los grandes problemas que podemos tener en el hogar. Bien porque nuestra casa tenga complicado sacarla o porque la genere en exceso. El caso es que hay muchos puntos en el hogar que son calientes, en el sentido de que tienen bastante humedad y que es necesario controlar.

El exceso de humedad aumenta la posibilidad de padecer enfermedades de tipo respiratorio, como por ejemplo asma, sinusitis o bronquitis. Además, en personas con problemas reumáticos puede aumentar el dolor y además es un caldo de cultivo perfecto para la aparición de moho o ácaros. En definitiva, que tiene que estar en niveles aceptables.

Sin embargo, aunque en toda la casa suele haber, hay lugares, como por ejemplo el baño, que son especialmente delicados por el agua del grifo, del inodoro y, sobre todo, la ducha, que es lo que más humedad genera.

Para reducirla hay varios trucos, como por ejemplo abrir las ventanas o emplear algunas plantas que tienen la capacidad de absorberla y así de paso le das un toque natural al hogar, pero Leroy Merlín tiene una solución barata y muy eficaz para reducir los niveles y es un deshumidificador que además es decorativo.

Perfumado

El funcionamiento de este artilugio no puede ser más sencillo. Es una especie de cubilete en color de madera con ranuras y dentro se coloca una pastilla especial que va absorbiendo la humedad. Como es lógico, no es permanente ni dura para toda la vida esa pastilla, pero se pueden comprar recambios en cualquier establecimiento de Leroy Merlín o en su propia tienda online.

En cuanto a sus especificaciones, está destinado a estancias que tengan menos de 20 metros cuadrados y además está perfumado, aunque tiene un aroma neutro. Esa es una de las características más valoradas, ya que la humedad tiene un olor característico pero desagradable.