Parece ciencia ficción o falso, pero no, es completamente real. Podría decirse que es técnicamente imposible que un huevo no tenga procedencia animal, bien sea de gallina, de codorniz o de avestruz, el que sea, pero la tecnología aplicada a los alimentos ha evolucionado tanto que sí, se ha conseguido un huevo vegano y que ya está a la venta.

Ahora bien, para tu decepción, de momento solo está en Suiza, concretamente en los lineales de Migros, una cadena del país helvético. De todos modos, una vez conocida la fórmula y la manera de crearla, es muy probable que dentro de un tiempo dé el salto a otros países, incluido España.

Está tan bien logrado que el diario suizo Aargauer Zeitung asegura que The Boiled (que es como se llama este huevo cocido) tiene un sabor "increíblemente similar al huevo original".

¿Cuál es su secreto?

El huevo en cuestión. Migros

La clave es que está fabricado a partir de la combinación de 14 ingredientes distintos, todos de origen vegano, pero las proteínas se obtienen de la soja. Hasta la textura es clavada a la del huevo cocido tradicional, tanto que cuesta diferenciar uno de otro.

Ahora bien, uno de sus grandes problemas en caso de que dé el salto a los supermercados españoles es que el proceso de creación es complejo y no es precisamente barato.

En Suiza (que también es cierto que es un país con un nivel adquisitivo y de vida superior al de España), una bandeja de cuatro huevos tiene un precio de 4,40 francos suizos, lo que vienen siendo 4,17 euros.