La Guardia Civil mandó una alerta hace unos días a través de su cuenta de Twitter sobre un timo que no es nuevo pero con el que se sigue engañando a mucha gente. Este engaño tiene que ver con las monedas de un euro. De hecho, si caes en él de forma recurrente, podrías estar perdiendo una buena cantidad de dinero, por lo que conviene estar alerta.

Esta vez, la Guardia Civil ha puesto el ejemplo de las monedas de 5 pesos de la República Dominicana. Aunque son muy parecidas a las monedas de un euro, estas tienen un precio muchísimo menor, de 0,088 euros.

El diseño de la moneda es casi idéntico, aunque la dominicana tiene una inscripción en la que se puede leer 'Banco Central de la República Dominicana'. Está fechada en 2002 y se puede ver que vale 5 pesos. "Hay muchísimas monedas que son casi iguales a las monedas de 1€ pero valen muchísimo menos", señala la Guardia Civil en su cuenta de Twitter.

Para qué se pueden usar estas monedas

Seguro que alguna vez te la han colado con alguna de estas monedas. Quizás, ni siquiera la persona que te la haya dado sepa que es una moneda extranjera y de valor distinto. Hay muchos que deciden guardárselas como recuerdo, ya que para obtenerlas tendrías que viajar a los países de origen, algunos demasiado lejanos.

Sin embargo, algunos usuarios han comentado los distintos usos que se le puede dar a estas monedas. "Al menos sirve para los carritos y las taquillas", ha comentado una usuaria de Twitter. Aunque estas no sirven para máquinas de vending, cuya tecnología permite diferenciarlas fácilmente.

Otros timos similares

Las liras turcas no han sido las únicas monedas utilizadas para este engaño. Durante los últimos años, otras monedas han aparecido como alternativas.

Hace unos años, la Guardia Civil también alertó del timo con el uso fraudulento de la moneda de 10 bath de Tailandia, pero ahora cada vez hay más monedas de diversos países que te pueden colar por una de 2 euros si no te fijas.

También lo hizo por la moneda de un bolívar venezolano, parecida a la de un euro pero con un valor muy inferior. O con la de 10 pesos uruguayos, que se parecen a las de dos euros pero valen 32 céntimos y con la de 100 pesos chilenos, que hacen pasar por un euro pero que vale 13 céntimos.