La entrada en vigor de un nuevo impuesto por parte del Gobierno de Noruega podría provocar el ascenso del precio de uno de los alimentos más consumidos en España. Se trata del salmón, uno de los pescados azules preferidos de los españoles. Esto sería como consecuencia de las nuevas medidas fiscales que se aprobaron el pasado mes de septiembre en el país nórdico.

Las nuevas medidas entraban en vigor este año y se teme que puedan afectar a los consumidores de otros países. Este impuesto sobre los recursos para el cultivo de salmón y trucha del 40% afecta a los volúmenes que superen entre las 4.000 y las 5.000 toneladas. Si las cantidades fueran menores, quedarían exentas de esta nueva modificación.

Se estima que entre el 65% y el 70% de las empresas noruegas están por debajo de esa cantidad. Sin embargo, las grandes compañías sí que llegan, e incluso las superan, lo que ha provocado que caigan en bolsa. Esta decisión, que afectará a más del 60% de la industria, ha afectado principalmente a las dos grandes empresas del sector. Mowi y SalMar han sufrido caídas del 14% y del 30% respectivamente.

La idea del Gobierno noruego es aplicar un alto gravamen por el uso de recursos naturales. De esta forma, se podrían recaudar unos 3.000 millones de euros que beneficiarían a los ayuntamientos.

Cómo afectará a los españoles

Aunque este es un impuesto que afecta a las empresas que crean trabajo en las costas, el efecto dominó podría ser negativo para otras industrias relacionadas e incluso afectar a la demanda en otros países, como el caso de España. Por el momento, el consumidor sigue expectante, a la espera de saber si el precio va a encarecerse para sufragar el coste de los impuestos. O si un descenso de la inversión podría reducir la oferta y afectar a los precios.

Según los analistas de Barclays, empresa financiera, existe una correlación entre el crecimiento más lento de la oferta mundial y la subida de los precios del salmón. "La demanda de salmón podría debilitarse a medida que los consumidores se decantes por fuentes de proteínas mucho más baratas como el pollo y el cerdo", han explicado desde esta institución.

En el caso de España, esta situación podría afectar de manera indirecta. Se estima que cerca del 80% de los españoles ha consumido salmón durante los últimos seis meses. Además, la mitad habrían consumido otros alimentos que contuvieran salmón, como sushi o sashimi. La importancia del salmón de Noruega, líder en ventas en España, hace que los consumidores puedan ver afectado el precio en los próximos meses.