Sin duda, los tiempos en los que se lavaban las prendas a mano en alguna fuente de agua corriente han quedado en el pasado. Actualmente, la lavadora es uno de los electrodomésticos más útiles que existen en los hogares, y su uso es tan generalizado que nadie concibe una casa sin ella.

Ocurre lo mismo con el proceso de secado. Cuando no tienes tiempo de esperar a que la ropa esté completamente seca de manera natural (tendida al sol), muchos recurren a la secadora. Este electrodoméstico también se ha convertido en una herramienta fundamental para el hogar.

Sin embargo, gracias al botón secreto que esconde la lavadora, no va a ser necesario contar con una secadora en tu casa. Se trata de una opción que ya viene incorporada y configurada en el electrodoméstico y que hace que la ropa se seque en escaso tiempo.

El truco infalible que seca la ropa en la lavadora

A pesar de que las secadoras son la solución más rápida en el proceso de secado de la ropa, no son la solución más económica. La mayoría de las lavadoras cuentan con una función adecuada para los meses más fríos del invierno que acelera el proceso de secado sin necesidad de utilizar una secadora.

El truco consiste en colocar dentro del tambor de la lavadora una toalla grande, limpia y sobre todo seca. A continuación cuando el ciclo de lavado haya finalizado. A continuación debes meter toda la ropa húmeda encima de la toalla y enrollarla. Seleccionas la opción de centrifugado rápido con la máxima potencia disponible en la lavadora y esperas a que finalice.

Te puede interesar:

La magia de este secreto que mucha gente desconoce consiste en que la toalla absorberá todo el exceso de humedad de la ropa, acelerando así el secado de esta. Muchos recomiendan no sobrecargar de prendas el tambor del electrodoméstico, ya que más ropa permitirá una menor capacidad de secado.

En conclusión, gracias a este truco, tendrás la oportunidad de decir adiós a las secadoras además de conseguir ahorrar dinero en la factura de la luz. También contribuirás a reducir el consumo energético.