La razón por la que todo el mundo le está poniendo un poco de sal al champú

El resultado lo notarás desde la primera aplicación

El pelo es una de las ventanas al exterior más claras, visibles y que más dicen de nosotros. Aunque a veces las apariencias engañan, por el peinado puedes intuir cómo es una persona, su trabajo e incluso sus aficiones. Todos los cabellos necesitan unos cuidados para que gocen de una buena salud, pero a veces se secan, se dañan o se cae más de la cuenta.

Uno de los grandes problemas es que nuestro pelo está totalmente expuesto a todos los agentes externos. Si hay humedad, afecta. Si hace un sol extremo, también incide. También otros factores como la contaminación, el clima o nuestro estilo de vida pueden afectar a nuestra salud capilar, por lo que aquí van unos cuantos consejos para mantenerlo cuidado e hidratado.

Por qué usar la sal

La última tendencia llevada a cabo por la sociedad es la de echar un poco de sal, al poder ser gorda, sobre el cabello. Esta acción te permite eliminar la grasa del pelo y mostrar una sensación de limpieza. Para luchar contra el pelo graso y casposo, lo más recomendable es usar un champú que limpie bien el cuero cabelludo. Pero si quieres conseguir un pelo más limpio y sano, hay un producto que te ayudará notablemente a conseguir este objetivo.

Se trata de la sal gorda. Esta sustancia de tono blanco y soluble en agua tiene un poder purificante que consigue eliminar las células muertas, el exceso de grada y la suciedad del cuero cabelludo. Aparte de esto, sirve como estimulante de la circulación sanguínea, algo que favorece al crecimiento del cabello y sirve para prevenir su caída.

La sal gorda también se puede usar

Puede sonar raro o extraño, pero la sal gorda también se puede utilizar para dejar nuestro cabello más suave, limpio y ligero. La forma de llevarlo a cabo es muy sencilla. Lo único que tienes que hacer es mezclar un par de cucharadas de sal gorda con el champú que uses habitualmente. Cuando lo tengas todo mezclado, debes de agitar bien el bote para lograr una mezcla homogenea. Luego aplicas la mezcla sobre el cuero cabelludo y lo masajeas haciendo movimientos circulares. A continuación, lo dejas unos minutos reposar y lo aclaras con abundante agua. Recomienda hacerlo una o dos veces por semana, no más.

El resultado lo notarás desde la primera aplicación. La grasa y caspa del cabello desaparecerá para dejarlo más limpio, suave y ligero. El pelo logrará tener más volumen, textura y brillo. Lo mejor de todo es que el cuero cabelludo no se daña, ya que la sal se aclara con agua después de lavarlo.