Adiós al ruido de la cisterna del váter, la tendencia que no necesita agua tras tirar de la cadena

No se necesita el suministro de agua ni tuberías de drenaje y requiere poco espacio

Existe un truco para evitar que la cisterna del váter haga ruido.

Existe un truco para evitar que la cisterna del váter haga ruido. / PIXABAY

Manuel Riu

Cuando se trata de limpieza y tareas domésticas, los trucos y consejos parecen no tener fin. A veces basta con conocer algunos pequeños remedios ingeniosos para ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero. Por eso hoy quiero hablarte de un truco realmente increíble que consiste en utilizar sólo un poco de sal. Es bien sabido que el cuarto de baño, y en particular el inodoro, necesita un poco más de atención que el resto de la casa. En el cuarto de baño hay humedad, gérmenes, bacterias y, a veces, incluso moho. Por eso es muy importante mantener siempre el cuarto de baño lo más limpio posible.

La descarga de un inodoro consume entre 7.5 y 26.5 litros de agua. Y si te duchas durante más de 15 minutos, consumes de media, más agua que dándote un baño. Además, cada minuto que te limpias los dientes con el grifo abierto gastas un litro de agua.

Limpiar los sanitarios es una de las tareas más tediosas y existen muchos productos en el mercado para desinfectar el inodoro y mantenerlo limpio en el día a día. Uno de los productos más populares para el mantenimiento diario son las cápsulas que van colocadas en un lateral de la taza del baño y van soltando parte del producto cada vez que se acciona la cisterna. Otra formulación son unas pastillas que se meten en el interior del tanque de la cisterna.

No obstante, existe una solución para evitar gastar agua del inodoro y deshacerse de una manera ecológica de aquellos que depositamos. Se trata del inodoro incinerador. Un inodoro incinerador quema los residuos biológicos a altas temperaturas y solo deja una cantidad insignificante de cenizas equivalente más o menos a una taza de café tras haber sido utilizado por cuatro personas durante una semana.

Los residuos se queman en una cámara de incineración sellada y los gases de combustión se expulsan a través de un conducto de ventilación separado. Los inodoros incineradores son una solución completa para la gestión de residuos, ya que eliminan todos los desechos biológicos humanos, por lo que no es necesario su recolección y transporte a otras instalaciones