La silla colgante de Lidl que ha causado furor en la redes 

La cadena de supermercados alemana continua con su apuesta por artículos económicos

Fachada de un supermercado Lidl

Fachada de un supermercado Lidl / LIDL

Lidl suele arrasar en ventas con sus últimas novedades y promociones. Desde que aterrizó en España en 1994, su popularidad no ha dejado de crecer, hasta el punto de tener abiertas más de 670 tiendas en todo el territorio. Aunque la competencia entre supermercados es fuerte, la cadena alemana ya ocupa el segundo lugar entre los favoritos por los clientes.

El secreto de su éxito se basa en tres pilares. Productos originales, de calidad y a precios muy asequibles. Algunos de los más destacados, de entre toda su amplia oferta, son los productos para ayudar a tener la casa lo más ordenada posible. La cadena de supermercados alemana ha decidido sacar a la venta una nueva oferta destinada a los más pequeños de la casa. Se trata de una silla colgante para tener a los niños entretenidos cuando tengas una visita en casa o una comida familiar.

La silla colgante de Lidl

Este producto lo ha sacado a la venta la cadena de supermercados alemana dentro de una nueva oferta de accesorios para niños. La colección cuenta con otros artículos destinados a los más pequeños de la casa como un puff gigante disponible en varios colores o un banco plegable. Todos estos tienen un diseño colorido con el proposito de combinarlos con el resto de muebles de la casa.

La silla colgante de Lidl está pensada para que los niños se puedan divertir sin correr ningún tipo de peligro mientras se encuentran balanceandose. Este artículo se puede colgar del techo con un gancho y tiene un colchón blando para que se puedan sentar. El peso que puede soportar es de 80kg y cuenta con un diámetro de 55 cm y una altura de 165 cm. Además, es recomendable para niños que tengan más de tres años.

Silla colgante de Lidl.

Silla colgante de Lidl. / Lidl

Este artículo cuenta también con un bolsillo interior donde se pueden guardar juguetes o cualquier objeto de los niños. De esta manera, los más pequeños de la casa podrán disponer de un especio donde jugar, echarse la sieste, dormir o pasar un buen rato mientas se balancean. La silla colgante de Lidl está disponible en dos colores: un amarillo estampado con lunares y otro de tonos verdes con un estampado de rayas. Ambos modelos tienen un precio de 39,99 euros.