Adiós a planchar: el nuevo invento de Lidl que te deja la ropa como nueva

Se trata de un cepillo de planchado que se puede comprar por menos de 20 euros

Una persona plancha de forma tradicional

Una persona plancha de forma tradicional / PEXELS

Planchar es una de las tareas del hogar que más pereza da en verano. El calor que desprenden las planchas tradicionales es el principal motivo por el que las personas optan por hacer otras cosas en casa antes que planchar. Además, la ropa de verano se puede llevar más con alguna que otra arruga que la de invierno.

Las cadenas especializadas en este tipo de productos del hogar conocen los problemas de la plancha y han inventado un nuevo elemento que le supera en eficiencia y durabilidad. Se trata del cepillo de planchado de vapor de 1.600W de la marca Grundig que vende Lidl. Este producto promete eliminar las arrugas de cualquier prenda de forma rápida y efectiva.

La principal diferencia con la plancha tradicional es que se realiza en posición vertical lo que facilita la tarea, aunque también podrás usarla en horizontal. Además, es mucho menos pesado que la plancha de toda la vida. Cuenta con una placa calefactora con revestimiento de cerámica para un excelente deslizamiento.

La potencia del vapor la gana gracias a la bomba eléctrica que tiene integrada para un alisado rápido y suave. Su peso no llega al kilo y la longitud del cable es cercana a los dos metros para que no tengas problema en enchufarlo a la corriente eléctrica. El cepillo genera un vapor aproximado de 25 gramos por minuto.

El cepillo de planchado de Grundig

El cepillo de planchado de Grundig / LIDL

Además, se trata de una opción muy económica la de Lidl ya que se ha sumado a las rebajas veraniegas que aprovechan casi todas las personas del mundo. El cepillo de planchado de Grundig vale ahora mismo en la web 17 euros ya que tiene una rebaja del 51%. Anteriormente, el producto, muy demandado por el público en general, tenía un precio de 70 euros que ha ido bajando con las diferentes promociones.