Esta es la mejor crema antiarrugas que encontrarás (y no tendrás que salir de casa)

Su preparación es muy sencilla

Esta es la mejor crema antiarrugas que encontrarás (y no tendrás que salir de casa)

Esta es la mejor crema antiarrugas que encontrarás (y no tendrás que salir de casa) / FREEPIK

Benito Domínguez

¿Quieres tener la mejor crema antiarrugas? Pues que sepas que no tendrás que salir de casa. Al menos no para comprarla ya que puedes hacerla tu misma. Eso sí, tendrás que disponer de los ingredientes.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y, a medida que envejecemos, es normal que aparezcan arrugas y líneas de expresión. Aunque existen innumerables productos comerciales para combatir estos signos del envejecimiento, muchas personas prefieren soluciones naturales y caseras que eviten los productos químicos y ofrezcan una opción más económica. Aquí te explico cómo crear una crema antiarrugas casera efectiva y sencilla.

Antes de entrar en el proceso de elaboración, es importante entender los ingredientes que vamos a usar y por qué son beneficiosos para la piel.

Aceite de Coco: Rico en ácidos grasos y vitamina E, el aceite de coco es altamente hidratante y ayuda a mantener la piel suave y flexible.

Cera de Abejas: Actúa como emulsionante, ayudando a mezclar los ingredientes y proporcionando una barrera protectora que retiene la humedad.

Aceite de Almendras: Con alto contenido de vitamina E, el aceite de almendras es excelente para nutrir la piel y mejorar su elasticidad.

Aceite de Jojoba: Similar al sebo natural de la piel, ayuda a equilibrar la producción de aceite y mantiene la piel hidratada.

Manteca de Karité: Rica en vitaminas A y E, la manteca de karité es conocida por sus propiedades curativas y de protección contra el envejecimiento.

Aceite Esencial de Lavanda: Con propiedades antiinflamatorias y calmantes, el aceite de lavanda también ayuda a reducir el estrés, que puede contribuir al envejecimiento prematuro de la piel.

Aceite Esencial de Incienso: Conocido por sus propiedades rejuvenecedoras, ayuda a reducir la aparición de arrugas y líneas finas.

Vitamina E: Un poderoso antioxidante que protege la piel contra el daño de los radicales libres y mejora la apariencia de las arrugas.

Ahora que conocemos los ingredientes y sus beneficios, sigamos con la elaboración de la crema antiarrugas.

Ingredientes Necesarios:

  • 1/4 taza de aceite de coco
  • 2 cucharadas de cera de abejas
  • 1/4 taza de aceite de almendras
  • 2 cucharadas de aceite de jojoba
  • 2 cucharadas de manteca de karité
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 10 gotas de aceite esencial de incienso
  • 1 cápsula de vitamina E (opcional)

Instrucciones:

Derretir los Ingredientes Base: En una caldera doble, derrite el aceite de coco, la cera de abejas, el aceite de almendras, el aceite de jojoba y la manteca de karité. Si no tienes una caldera doble, puedes colocar un bol de vidrio resistente al calor sobre una olla con agua hirviendo, asegurándote de que el fondo del bol no toque el agua.

Mezclar y Enfriar: Una vez que todos los ingredientes estén derretidos y bien mezclados, retira la mezcla del fuego y deja que se enfríe ligeramente. No esperes demasiado tiempo, ya que la mezcla comenzará a solidificarse.

Agregar Aceites Esenciales: Añade el aceite esencial de lavanda, el aceite esencial de incienso y la vitamina E a la mezcla aún líquida. Estos aceites no solo aportan beneficios a la piel sino que también ofrecen un agradable aroma a la crema.

Batir la Mezcla: Para obtener una textura suave y cremosa, utiliza una batidora de mano o un batidor manual para mezclar bien todos los ingredientes. Bate hasta que la mezcla se espese y adquiera una consistencia cremosa.

Almacenamiento: Vierte la crema en un frasco de vidrio limpio con tapa hermética. Es importante que el frasco esté bien sellado para mantener la frescura de los ingredientes. Almacena la crema en un lugar fresco y seco, lejos de la luz directa del sol.

Modo de Uso

Para obtener los mejores resultados, aplica la crema antiarrugas casera todas las noches sobre la piel limpia. Toma una pequeña cantidad y masajea suavemente en el rostro y cuello con movimientos circulares ascendentes. Presta especial atención a las áreas propensas a las arrugas, como alrededor de los ojos, la frente y la boca.

Consejos Adicionales

Prueba de Alergia: Antes de usar la crema en tu rostro, realiza una prueba de alergia aplicando una pequeña cantidad en el antebrazo y espera 24 horas para asegurarte de que no haya reacción alérgica.

Constancia: La clave para ver resultados es la constancia. Úsala regularmente para mantener tu piel hidratada y nutrida.

Hidratación Interna: Recuerda que la hidratación también viene del interior. Bebe suficiente agua y mantén una dieta equilibrada para complementar el cuidado externo de tu piel.

Crear una crema antiarrugas en casa no solo es sencillo y económico, sino que también te permite controlar los ingredientes y evitar productos químicos innecesarios. Con los ingredientes naturales adecuados y un poco de tiempo, puedes hacer una crema efectiva que mantendrá tu piel suave, hidratada y joven.