Adiós a pelearte con la bolsa de basura para colocarla en el cubo: apunta este trucazo

Toma nota de este sencillo método para que todo permanezca limpio y ordenado

Coloca de esta manera las bolsas de basura y no se soltarán más del cubo

Coloca de esta manera las bolsas de basura y no se soltarán más del cubo / PEXELS

Aunque tengan asas, muchas veces las bolsas de basura se caen hacia dentro del cubo. Esto provoca que los restos de comida caigan en el hueco entre el saco y la papelera y que las paredes queden manchadas. Estas fugas pueden causar malos olores, atraer insectos o ser una zona en la que proliferarán los gérmenes.

Hay diferentes métodos caseros para asegurarse de que las bolsas quedan perfectamente acopladas al cubo de basura que muchos usuarios de redes sociales comparten con sus seguidores.

Hay quien adapta la abertura de la bolsa al orificio de entrada de la papelera y, una vez ajustado, simplemente deja caer lo demás hacia dentro con un ligero empujoncito. Pero hay otro truco que se ha viralizado por su sencillez.

Para realizarlo, primero hay que sacudir la bolsa en el aire para que pierda los pliegues con los que viene envasada y se amplíe su espacio interior. Después, con una mano se agarra el extremo de la bolsa (una de las esquinas cerradas) dejándolo dentro del puño.

Con la otra mano, solo hay que estrujar el resto de la bolsa en sentido ascendente (hacia la abertura) para sacarle el aire de nuevo. Ahora que tiene una forma estirada, se mete en el cubo de basura, se despliegan sus bordes y se acomodan en la papelera.

Así, nos habremos asegurado de que la bolsa llega hasta el fondo y no se sale nada. Pruébalo, ahorra tiempo y utiliza esta técnica tan eficaz y cómoda.