A pocas semanas de anunciar su segundo embarazo, Letizia estrenó ayer su propia agenda de trabajo con la inauguración del colegio público de enseñanza infantil y de primaria Príncipes de Asturias, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. A partir de ahora, además de dedicarse al cuidado de su familia y acompañar al Príncipe en los actos oficiales, como ha hecho desde su boda, el 22 de mayo del 2004, sus actividades se centrarán en los niños y en la juventud. Estas son, según confirmaron ayer fuentes de la Casa del Rey, las áreas que más le interesan a la princesa Letizia para representar a la Corona.

Aunque aún sigue con alguna molestia debida a su estado, la princesa mostró ayer toda su simpatía con los más pequeños, de quienes recibió varios regalos, como dibujos y un álbum decorado con motivos de cumpleaños para la infanta Leonor, quien celebrará su primer aniversario el próximo 31 de octubre.

FLORES DE BIENVENIDA

A su llegada al centro docente, el primer edificio público en España que lleva el nombre de Príncipes de Asturias, una pareja de alumnos salió al encuentro de la princesa con un ramo de flores. Más tarde, y tras descubrir una placa, Letizia inició su recorrido por las dependencias del colegio acompañada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, y el alcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda.

Así, Letizia pudo conocer la biblioteca, las aulas, la sala de psicomotricidad y el gimnasio. Un recorrido de hora y media durante el cual los niños le cantaron canciones y le hicieron preguntas a la Princesa, quien a su vez se mostró muy atenta por lo que hacían en el centro. También pudo saludar a un grupo de alumnos autistas y de interesarse por los menús del comedor, algunos de ellos específicos para celíacos. En otras dos ocasiones --la última, el pasado viernes, en el concierto homenaje a las víctimas del terrorismo en el teatro Monumental de Madrid--, Letizia ha asistido sola a un acto porque Felipe estaba en el extranjero. Además, la Princesa ha sido dos veces madrina de una entrega de una bandera (a una unidad de la Guardia Civil y a la fragata Álvaro de Bazán), aunque a estos actos sí que acudió con su esposo.

Quien también está embarazada y dará a luz con pocas semanas de diferencia respecto a Letizia es la princesa Máxima de Holanda. Esta también está teniendo una gestación llena de molestias. Pero mientras la princesa de Asturias sigue con sus actividades, la holandesa ha reducido su presencia en actos públicos.