Convencida de que las reliquias aumentan de valor con el tiempo, Anna Man, la mujer que se gastó, hace menos de un mes, 3.000 euros por conseguir la enorme faja que lució el personaje de Bridget Jones en el cine, ha decidido volver a subastar la prenda a través de internet. Las bragas que vistió la actriz Renée Zellwegwer en las dos partes de la película El diario de Bridget Jones, grandes, altas y poco glamurosas tienen un valor añadido, una dedicatoria firmada por el actor Hugh Grant --protagonista masculino de la película-- que reza: "Hola, mamá. Montones de amor y besos". El dinero recaudado durante la puja, que se inició el domingo y durará toda la semana, estará destinado, como ya ocurrió en la primera subasta, a una fundación inglesa que se ocupa de la conservación de los parques londinenses, donde, precisamente, se rodaron varias escenas de la película.