La subasta de más de 700 artículos de Cher recaudó 2,8 millones de euros, más del doble de las estimaciones. El vestido (en la foto, algunas de las prendas) por el que se pagó más dinero fue un traje diseñado por Bob Mackie, vendido por 48.000 euros, 20 veces su precio de salida. La compradora fue Brigitte Poublon, esposa del actor y cantante estadounidense Bobby Sherman.

El lote único más caro fue el automóvil Bentley modelo 2005, que alcanzó los 162.000 euros. La cama de bronce estilo gótico, que la actriz y cantante usaba en su residencia de Malibú, se vendió por 67.000 euros. Algo más (71.400 euros) se pagó por un collar de platino y diamantes de Van Cleef y Arpels, una pieza que se ofertaba junto a otras como unos pendientes de oro de 14 quilates con diamantes incrustados y un reloj Rolex. Cher destinará parte de la recaudación de la subasta a su fundación contra el sida.