El actor Kevin Costner hizo ayer realidad un sueño: visitar la base de operaciones del grupo Porcelanosa en Vila-real, cuya sede en Leganés (Madrid) ya conoció el año pasado, pues el cineasta mantiene una estrecha relación con la firma azulejera para la que hace años prestó su imagen Isabel Preysler. Costner llegó a la cita de Castellón con su esposa, Christine Baumgartner. Allí les esperaban más de 500 invitados, entre los que destacaban los directivos de la firma, los hermanos Colonques, y rostros glamurosos como los de Claudia Schiffer --imagen de la empresa en Londres--, Nieves Álvarez, Isabel Sartorius, y una de las parejas del momento, Eugenia Martínez de Irujo y Gonzalo Miró. De los platos que se sirvieron en la fiesta, Costner dijo que prefería la paella, y afirmó estar cada vez "más a gusto en España". En la foto, de izquierda a derecha, Sartorius, Eugenia, Miró, Álvarez, Schiffer y el matrimonio Costner.