Mel Gibson asegura en una entrevista que emitirá el jueves la ABC que cuando insultó a un policía al grito de "los judíos sois responsables de todas las guerras del mundo" no hablaba él, sino el alcohol. "Fue el estúpido balbuceo de un borracho", lamenta el actor y director. Gibson, de 50 años, fue arrestado en Malibú en julio por conducir ebrio. A una de las agentes la llamó "tetas dulces".