Nicole Kidman, embajadora de buena voluntad por el Fondo de Naciones Unidas para el Desarrollo de las Mujeres (Unifem), prometió ayer en Kosovo su ayuda a las mujeres y a todos los ciudadanos "siempre que sea necesario". La actriz concluyó ayer su visita de dos días a Kosovo en la ciudad de Djakovica, donde se reunió con representantes de varias organizaciones de mujeres de esa provincia, para informarse de sus problemas y preocupaciones.

La ganadora de un Oscar por Las horas se entrevistó también con la expresidenta del Parlamento de Serbia Natasa Micic, ahora líder de la pequeña Alianza Cívica de Serbia (GSS), con la que trató de la integración en la sociedad kosovar de las mujeres de la minoría serbia.

Kidman (en la foto, ayer) fue nombrada en enero embajadora de la Unifem, desde donde trabajará, principalmente, para luchar contra la violencia y el tráfico de mujeres.