Belén Rueda se escapó el pasado fin de semana a Barcelona para visitar a Eduardo, el joven de larga melena con el que mantiene una relación desde el verano, cuando coincidieron en el rodaje en El orfanato, donde él formaba parte del equipo técnico. A pesar de la distancia que los separa, ya que ella vive en Madrid y él en la capital catalana, la pareja parece feliz. Rueda muestra en las imágenes su lado más maternal con el hijo de su novio.