El príncipe Felipe inauguró ayer en Oviedo una exposición al aire libre con fotografías del brasileño Sebastiao Salgado, un anticipo, en primicia mundial, de su proyecto Génesis, que explora el origen y la biodiversidad de la Tierra.

Un total de 100 imágenes en blanco y negro y de gran formato comparten espacio con los castaños y árboles centenarios del parque de San Francisco, en pleno centro de la ciudad que hoy acogerá la 26ª edición de los Premios Príncipe de Asturias.

Felipe recorrió la muestra acompañado del fotógrafo brasileño, premio Príncipe de las Artes de 1998, un galardón del que aseguró sentirse muy orgulloso y que le vincula desde entonces al principado. Por eso ha querido exponer allí el avance de Génesis.

El Gobierno asturiano financia en Minas Gerais, en Brasil, un programa de ecodesarrollo del Instituto Terra, del que es fundador Salgado.

La exposición inaugurada ayer forma parte de la serie temática Génesis, que el fotógrafo brasileño comenzó en el año 2004 y que concluirá en el 2011. Con ella, Salgado pretende concienciar a la sociedad de que la humanidad "ha destruido ya el 54% del planeta".