La maternidad le ha sentado muy bien. Tanto es así que Gwyneth Paltrow no piensa en hacer cine en los próximos meses. Quiere dedicarse a sus hijos Apple, de dos años, y Moisés, el pequeño de seis meses con el que ha viajado a Barcelona. "El año que viene quiero llevar a toda mi familia a Talavera de la Reina para que conozcan el campo", proclamó ayer en un perfecto toledano la ganadora del Oscar por Shakespeare in love en la presentación del espot de Freixenet, que rueda en Cornellá junto al bailarín Ángel Corella.

"Mi familia de España ya ha visto a mi hija, pero a Moisés no. Mis hermanas adoptivas van a venir pronto a conocerlo", abundó la actriz estadounidense. "No quería hacer películas aún. Ahora empiezo a leer algo. Pero quería trabajar en algo así. Viajar un poco, conocer gente, pero sin encerrarme 12 semanas en un rodaje", confesó Paltrow en los 20 minutos en los que paró la grabación del anuncio de Freixenet.

ARGUMENTO SECRETO

La actriz compareció ante la prensa sonriente, delgadísima, y acompañada del bailarín Ángel Corella, su partenaire en el espot que, un año más, desde 1996, dirige Leopoldo Pomés, y que podrá verse a partir del 21 de noviembre. "El argumento es secreto de Estado", comentó Pere Bonet, director de Comunicación de Freixenet. Sin embargo, durante el coloquio las palabras "princesa, hada" y "galán" salieron a relucir varias veces de forma harto sospechosa.

Solo llevaban unas horas juntos, pero la química y la complicidad entre ambos fluía a raudales. Hasta se pusieron de acuerdo a la hora de lucir vestuario. Ella, con coleta, blusa calada negra e interminables blue jeans rematados con botas altas de cuero. Él, también con vaqueros y americana de terciopelo zaino.

Corella se deshizo en elogios: "Para alguien como yo, que ha visto todas sus películas, es un grandísimo honor trabajar con ella. Es como ver a una princesa". El gusto también era de Paltrow: "Es muy interesante conocer a gente que tiene un trabajo distinto al mío".

La ex de Brad Pitt dijo que estaba encantada de rodar el espot del cava que conoció las navidades que pasó en España. "El anuncio no lo conocía, porque no veía la tele; hablaban muy rápido y no entendía nada", explicó.