El cantante de country Keith Urban, esposo de la actriz Nicole Kidman, hizo público ayer, en un comunicado, que había ingresado en una clínica de desintoxicación. El ganador este año de un Grammy explicaba que acudió al centro el jueves y que su esposa estuvo a su lado. A ella y sus allegados dedicó estas palabras: "Lamento profundamente el daño que le he causado a Nicole y a los que me aman y me apoyan".