Yohane Banda (en la foto), el padre del niño de Malaui que ya vive en Londres con Madonna, ha añadido otro capítulo al culebrón que envuelve a la diva desde las últimas semanas, al decir que él nunca ha querido que su hijo sea adoptado por la estrella del pop, aunque sí que fuese educado por ella. En una entrevista a Reuters Television ayer en su casa de Lipunga, Banda dijo que la cantante le preguntó si podía hacerse cargo de la educación de su hijo de un año, no si se podía quedar con él.