La hija de Paco Marsó, Diana Patricia Martínez, de 38 años, nacida de una relación de juventud del productor teatral con una alemana llamada Brigitte --anterior a su matrimonio con Concha Velasco--, y su novio, Enrique Lorente, de 48, fueron detenidos el martes en Cuevas del Campo (Granada) acusados de atracar cuatro entidades bancarias --la última con persecución y tiroteo-- en el norte de la provincia.

Según la Guardia Civil, el novio de Diana Patricia es el presunto autor material de los asaltos. Concretamente, tres en Freila y otro en Cuevas del Campo. La hija de Marsó, en cambio, está presuntamente relacionada con dos de los golpes. El día de su detención, conducía el coche que perseguía la Guardia Civil tras sorprender a la pareja en pleno atraco. De momento, la hijastra de Concha Velasco, que recibió con lágrimas la noticia, está considerada presunta cómplice. El juez ha dictado prisión provisional para ambos.

En la vivienda de la pareja, en el pueblo jienense de Pozo Alcón, la Guardia Civil ha hallado el botín procedente de los atracos: más de 50.000 euros (15.000 euros en efectivo, 2.000 en monedas aún con los precintos bancarios y 5.400 libras esterlinas). A este dinero hay que sumar 35.560 euros que la Guardia Civil recuperó durante la detención.

Al parecer, la pareja no era experta en robar bancos. Según informó ayer el Ideal de Granada, se les tenía por unos empresarios emprendedores que, procedentes de Málaga, se afincaron en Pozo Alcón para abrir un negocio dedicado a la representación de pintores. Pero la venta de cuadros fracasó. Al igual que otro proyecto de Diana Patricia, quien fue embargada en el 2000 por el impago de un crédito para un negocio de gestión de espectáculos.