Después de cuatro meses saliendo juntos, Elsa Pataky aprovechó su reciente visita a España para demostrar a sus padres que su novio Adrien Brody no es un holograma de papel cuché, sino un chico de carne y hueso, y que su relación va en serio. La revista Cuore da fe de ello en un extenso reportaje en el que muestra a los actores paseando por Madrid en coche con los padres de Elsa. Tras dos días de presentaciones, los tórtolos, ya oficiales, hicieron turismo por Toledo.