Antes de convertirse en el cotizado actor que encarnó al agente 007, Sean Connery se ganó la vida posando desnudo para estudiantes de arte. Una exposición en el Edinburgh College of Art (Edimburgo, Escocia) muestra a un Connery de veintitantos años, de perfil y con sus partes genitales cubiertas por un simple taparrabo. La pintura, de Al Fairweather, forma parte de una exposición conmemorativa del centenario de la creación de la academia de bellas artes, y en ella figuran obras de artistas ya consagrados internacionalmente como Alan Davie y Eduardo Paolozzi.

Connery sirvió tres años en la Armada antes de dedicarse al cine. Después hizo un casting en un gimnasio, donde fue seleccionado por el College of Art para servir de modelo a sus alumnos. John Houston, uno de aquellos estudiantes, ha explicado que Connery formaba parte de un grupo de "levantadores de pesas" contratados como modelos.

BIEN PAGADO

"Era un trabajo pagado, y la mayoría de ellos lo hicieron durante seis meses o un año. Solían posar dos veces a la semana desde las 9.30 de la mañana hasta las 4 de la tarde", cuenta Houston en el rotativo británico The Times.

Más tarde, Connery se trasladó a vivir a Londres para iniciar su carrera de actor, en la que iba a destacar como James Bond en la famosa serie, iniciada en 1962 con la película Dr. No. Al Fairweather, el pintor que plasmó su desnudez, pasó más tarde a formar parte, junto al clarinetista Sandy Brown, de una banda de jazz bautizada como All Stars.