Juan Carlos y Sofía han elegido para felicitar la Navidad la reproducción de una ilustración de estilo bizantino del siglo X que muestra la adoración de los Reyes Magos. Es una obra que figura en el santoral griego del emperador Basilio II.