El Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló ayer por tercera vez contra Carolina de Hannover en su demanda por las fotos publicadas por la revista alemana 7 Tage, en las que aparecía en marzo del 2002 junto a su marido, Ernesto de Hannover, en una isla de Kenia. La sala estima que se respetó su vida privada y familiar.