La canción Purple rain quedará para la historia como uno de los mejores temas de Prince. Más que un color fue su marca personal. El artista de Minneapolis se retrató cientos de veces con trajes de este color y bañó de púrpura todas sus actuaciones.

Ahora, tras un acuerdo con los herederos del cantante fallecido a los 57 años por una sobredosis accidental de drogas el 21 de abril del año pasado, la compañía estadounidense Pantone ha creado en su homenaje el Love Symbol #2, un tono púrpura estandarizado y personalizado para representar al artista. «El color púrpura era sinónimo de quién era Prince y lo será siempre. Esta es una increíble manera de que su legado sobreviva para siempre», ha asegurado Troy Carter, asesor de los herederos de Prince. Por su parte, Laurie Pressman, vicepresidenta del instituto, explicó que para crear el color se inspiraron en el mítico piano Yamaha púrpura del artista, el instrumento que utilizó en la gira que hizo antes de su muerte.

El anuncio llega unas semanas después del lanzamiento de una edición de lujo del álbum Purple rain.