Las máquinas de la Diputación de Zaragoza continúan trabajan este martes para terminar la limpieza de la carretera provincial CP-001 entre Ateca y Moros. La vía tuvo que ser cortada este lunes por la tarde al verse afectada por desprendimientos en la calzada tras la fuerte tormenta registrada en la zona.

Ha sido reabierta al tráfico esta noche después de que dos dúmper y una pala cargadora del parque de maquinaria de la DPZ trabajaran desde última hora de la tarde para quitar los restos de piedras y tierra que obstaculizaban la vía.