El juez de Instrucción número 4 de Alzira, que investiga el asesinato de Wafaa Sebbah, la joven de 19 años asfixiada presuntamente por David S. O., alias El Tuvi, el 17 de noviembre de 2019 y arrojada al pozo de una casa familiar del acusado en Carcaixent, tomó ayer declaración a cuatro personas del círculo de amigos más próximos a la víctima y al presunto autor, en un intento por averiguar si alguno de ellos llegó a encubrir el crimen.

Entre los interrogados se encuentran la mejor amiga de Wafaa y su exnovio, amigo íntimo de El Tuvi. Ambos volvieron a ofrecer versiones coincidentes entre sí sobre lo que sabían acerca de la desaparición de la joven de la Pobla Llarga, aunque, a preguntas concretas del juez, incurrieron en contradicciones que ahora será analizadas por la Fiscalía, el juez y la acusación particular ejercida en nombre de los padres de Wafaa, para sopesar si alguno de ellos —o varios— supieron del asesinato antes de que la Guardia Civil detuviera a El Tuvi, el pasado mes de junio, y lo encubrió.

De hecho, según las fuentes consultadas, una de las testigos habría reconocido ayer que su pareja le había insinuado en un momento determinado que Wafaa había sido «eliminada», pero dado que esa supuesta confesión se la hizo estando bajo la influencia de bebidas alcohólicas, no le creyó, así que ni lo denunció, ni lo dijo a la familia de la joven, justificando así su silencio.

Wafaa Sebbah, tal como ha venido publicando Levante-EMV, desapareció en la tarde de aquel domingo, 17 de noviembre, y su cuerpo sin vida no fue encontrado, en el fondo de un pozo de una propiedad privada de Carcaixent, hasta el pasado 17 de junio, un día después de detener a su presunto asesino en Manuel, donde llevaba viviendo de alquiler cerca de un año.

El pasado 19 de julio, tal como adelantó en exclusiva Levante-EMV, el magistrado de Alzira inició una ronda de interrogatorios en la que estaban sido citadas como testigos 25 personas, desde amigas de Wafaa desde la infancia, hasta hombres y mujeres del grupo de El Tuvi con los que la joven asesinada se había relacionada de manera constante e intensa en los últimos meses de vida.

Son precisamente estos últimos, bajo la sospecha de un posible encubrimiento, los elegidos por el juez para ser escuchados en último lugar. Ayer deberían haber comparecido las dos mejores amigas de Wafaa —ya lo eran antes de formar parte de la pandilla de El Tuvi— y tres hombres, uno de ellos el novio de una de las dos chicas. Comparecieron todos, menos una de las dos amigas, que se ha excusado afirmando que se encuentra en Marruecos. Esta es la segunda vez que evita acudir al juzgado cuando el juez la reclama a su presencia.

Las fuentes consultadas han aclarado que todavía no está claro si habrá más interrogatorios antes de que el juez o alguna de las partes pida nuevas diligencias o imputaciones.

Tal como publicó Levante-EMV, y pese al deteriorado estado en que fue recuperado el cuerpo de la joven de 19 años tras permanecer casi dos años en el interior de un pozo de riego de la finca Casa Vidalet de Carcaixent, propiedad de los padres de El Tuvi cuando sucedieron los hechos, los forenses del Instituto de Medicinal Legal de València han podido determinar que fue asesinada por estrangulamiento y torturada con golpes y el disparo de varios balines con una pistola de aire comprimido. El presunto asesino permanece en prisión por orden judicial desde el pasado 19 de junio.