La contratación de seguros de salud sigue subiendo en Aragón y en el conjunto de España. La tendencia ascendente ha sido continuada en la última década aunque en el 2020, motivado en parte por la pandemia, ese crecimiento fue algo mayor. El año pasado se suscribieron en la comunidad 9.554 pólizas más frente a las 8.729 (+3,4%) que se convinieron en el 2019, según los datos de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa).

Así, el crecimiento ha sido significativo pero el covid, explican desde esta entidad, tampoco ha supuesto una subida extraordinaria con respecto a lo que venía ocurriendo en los últimos años. En Aragón hay un total de 284.872 personas que tienen contratado un seguro de salud, mientras que hace diez años, en el 2011, había 229.594. Por provincias, en Zaragoza hay 218.611 pólizas dadas de alta; en Huesca, 44.962; y en Teruel, 21.299.

Seguros de salud

Estos datos hacen referencia a los seguros de salud que incluyen prestación de servicios, que incluyen los conocidos como de cuadro médico, que cubren la asistencia en centros sanitarios determinados; los de enfermedad, donde las aseguradoras devuelven a sus clientes una parte del recibo de lo que les haya cobrado un médico privado; y las mutuas de los funcionarios.

En el conjunto de España el crecimiento también es notable. Fue de un 4,4% durante el pasado año, aunque en los años pasados la contratación de seguros privados médicos ya estaba subiendo por encima de un 3%. En total, hay más de once millones de personas con este tipo de pólizas, un 23,4% de la población. Aragón está un poco por debajo de la media (21,04%).

Según Unespa, la subida puede deberse en parte al covid, dado que entre los españoles se ha incrementado la inquietud por la salud personal, pero la asociación recuerda que el crecimiento ha sido sostenido en el tiempo desde hace 15 años. «Uno de los fenómenos que impulsa la contratación de seguros de salud es su creciente aceptación como mecanismo de pago en especie. Muchas empresas han incorporado el seguro para sus trabajadores como concepto retributivo complementario. Es, de hecho, uno de los beneficios sociales más valorados entre la plantilla», explican