Tras más de un año de pandemia, las celebraciones y los eventos comienzan a recuperar paulatinamente su actividad, aunque los efectos de la crisis del coronavirus continúan estando presentes y los profesionales que trabajan en estos sectores continúan adaptándose a algunas restricciones, como en el caso de las bodas. No obstante, dentro del sector nupcial se observa un horizonte positivo de recuperación para los próximos meses, ya que ocho de cada diez parejas españolas han asegurado que continúan adelante con la fecha que tenían prevista para 2021, con el 43% de las mismas celebrándose entre junio y agosto y el 31% entre septiembre y noviembre.

ProntoPro.es, el portal que reúne la oferta y la demanda de trabajo profesional y artesanal, y Zankyou.esplataforma de bodas líder en España, han desarrollado un completo análisis sobre el estado de estas ceremonias en la actualidad y las principales tendencias nupciales del año.

Las Palmas de Gran Canaria, Sevilla y Murcia, las tres ciudades más baratas para casarse

Según el estudio elaborado por Prontopro y Zankyou, una boda para 60 personas tiene un coste medio de 12.250 euros, un 39% menos que en el año 2020, cuando el precio ascendía a 20.150 para unos 100 invitados; aunque este valor varía dependiendo de la zona donde se lleve a cabo.

De esta forma, el informe ha revelado que, en este 2021, Las Palmas de Gran Canaria, Sevilla y Murcia se sitúan como las tres ciudades españolas más baratas para organizar una boda. Así, dar el sí quiero en Las Palmas puede llegar a costar 10.600 euros; en Sevilla, se calcula que cuesta 11.000 euros; mientras que en Murcia, los precios alcanzan los 11.100. Zaragoza, por su parte, es la sexta ciudad más barata con respecto a esta celebración con un coste medio de 12.000 euros, un 2% menos que la media nacional.

Además, Bilbao es la ciudad más cara para llevar a cabo una boda, con un coste promedio de 14.600 euros. Le siguen Madrid y Barcelona, con unos precios mínimos de 13.500 y 13.000 euros, respectivamente.

En cuanto a los gastos adicionales, este año algunas parejas optarán por ofrecer test Covid a sus invitados para cumplir con las restricciones que aún siguen vigentes y para la tranquilidad de los asistentes. Unas pruebas que oscilan entre 3.000 y 6.000 euros, dependiendo de si se opta por la molecular o la de antígenos.

Los servicios más solicitados para la organización de una boda en 2021

Según datos del INE, durante el primer semestre de 2020, se celebraron un total de 28.327 bodas, un 60,83% menos que el año anterior. Cifras que explican que durante los primeros meses de 2020 las solicitudes de servicios relacionados con este tipo de celebración mostraran una disminución del 50% con respecto al mismo periodo de 2019; mientras que, en 2021, el porcentaje de caída se situó en un 12,4%. Sin embargo, la demanda ha comenzado a aumentar a partir del mes de abril, debido al avance progresivo de la vacunación y el fin del estado de alarma. No obstante, desde Zankyou afirman que, a pesar de que en este año se llevarán a cabo un gran número de enlaces, no será hasta 2022 cuando volvamos a los niveles previos a la pandemia.

En cuanto a los servicios relacionados con la organización de una boda, se observa que el más demandado es el de floristería, que abarca un 31% de las solicitudes. En segundo lugar, los servicios de wedding planer agrupan el 27%, frente al 32% del año 2020, cuando fue el proveedor con una mayor demanda, ya que los novios han necesitado, más que nunca, contar con una empresa externa que les guie con la organización integral de este evento y cómo llevarlo a cabo con todas las restricciones impuestas.

Por otro lado, se observa que aquellos que han acumulado un menor grueso de solicitudes con tan solo un 3% de las mismas han sido los dj, debido a la ausencia de barras libres en las bodas actuales, seguidos por el catering, con un 4% de demanda.

Tendencias nupciales del año

Durante este año, continúa la tendencia de bodas íntimas debido a las limitaciones de aforo y la necesidad de mantener un distanciamiento social, aunque algunas comunidades han aumentado considerablemente el número de invitados permitido en este tipo de eventos con respecto al año anterior. Así, de acuerdo con datos de Prontopro, los ambientes al aire libre han adquirido una importancia mayor en la actualidad por razones de seguridad y comodidad, por lo que las bodas en la playa se han situado como una gran tendencia nupcial al abarcar el 30% de la demanda, aumentando un 10% en relación a 2020 y más de un 12% si lo comparamos con 2019.

No obstante, la boda tradicional, organizada en un restaurante, continúa siendo el tipo de enlace más requerido entre las parejas españolas con un 32% de las solicitudes, con una media de 60 invitados, frente a los 120 que solían ser en 2019. A pesar de ello, el 31% de los novios mantiene la idea de contar con más de 100 invitados para uno de los días más especiales de su vida; y algunos de ellos, incluso, se casarán entre semana o un domingo, debido a la escasa disponibilidad que han encontrado entre sus proveedores a la hora de aplazarla de 2020 a 2021.

Coste promedio de una boda según la ciudad española

Coste promedio de una boda según la ciudad española