El grupo municipal del PSOE ha denunciado la “deriva de privatizaciones” del Gobierno PP-Cs, “que se ha gastado miles de euros en encargar asesorías técnicas a consultoras en unos trabajos que podrían ser perfectamente asumidos por el personal del Ayuntamiento de Zaragoza”. La última adjudicación ha sido la prescripción técnica para el contrato del transporte público de la ciudad, por el que se pagarán más de 200.000 euros.

El concejal socialista Alfonso Gómez ha criticado la “ineficacia y falta de gestión” de un equipo de Gobierno que en dos años tiene pendientes las adjudicaciones de los principales contratos de la ciudad, como el de Parques y Jardines o Limpieza. De hecho, ha recordado que tras anularse la adjudicación del primer contrato de Parques y Jardines, PP-Cs contrató una asesoría externa para un nuevo pliego de condiciones. “Esos pliegos están en proceso de licitación dos años después de esa primera anulación”, ha explicado Gómez.

Mientras, para el contrato de Limpieza, que acabó en noviembre de 2020, también se hizo un encargo a una asesoría externa. “La propia consejera reconoció que la calidad técnica del trabajo de esta consultora era inaceptable y se devolvió a la empresa”, ha señalado. “Y ahora, nos encontramos con una nueva externalización para el contrato del transporte de la ciudad”, ha añadido.

Para Gómez, la externalización a empresas y la contratación de asesoramientos técnicos se están convirtiendo en costumbre, “cuando debería ser algo excepcional”. “Está pasando a ser un hábito que está costando a los ciudadanos de Zaragoza cientos de miles de euros, para obtener en ocasiones, productos de muy poca calidad. Así se demostró en el caso del contrato de Limpieza”, ha manifestado el concejal del PSOE. "Mientras se gastan estas cantidades en asesorías, se lamentan constantemente de que no tienen dinero", reza el partido en una nota de prensa.

En ese sentido, Gómez, además, ha mostrado su preocupación por la "poca confianza que ha demostrado este Gobierno en la plantilla municipal", conformada por más de 5.000 trabajadores. “El argumento es siempre el mismo, que no se tiene personal suficiente, con la capacidad necesaria… Es absolutamente una falta de ordenación, de organización de los recursos públicos. ¿Alguien nos quiere hacer creer que el ayuntamiento no dispone de técnicos conocedores del transporte público, una actividad que se viene prestando desde hace decenios en esta ciudad? Del contrato de Parques y Jardines y del de la Limpieza se puede decir lo mismo”, ha denunciado Alfonso Gómez. “¿Estamos cayendo en manos de las grandes contratas que son las que hacen y deshacen cómo se tienen que hacer estos contratos? El interés del Gobierno es externalizar cuanto más, mejor”, ha añadido.

Por su parte, el alcalde, Jorge Azcón, se ha defendido asegurando que esta práctica, la de externalizar la redacción de los pliegos, “es lo que se ha hecho siempre” porque se trata de conseguir que sean “lo más perfectos posibles” y de que los “funcionarios tengan una asistencia” para poder hacerlo.

Asimismo, el regidor ha asegurado (aunque no ha aportado cifras) que cuando se redactaron los anteriores pliegos para contratar el servicio de autobús urbano, que presta Avanza, hace casi diez años, también se contrató a una empresa para realizar asistencia técnica y que, en aquella ocasión, cuando gobernaba el PSOE, fue incluso más caro. Ahora el ayuntamiento va a gastar 212.769,09 euros en esta cuestión. 

La plantilla y Avanza se reúnen de nuevo este jueves

El comité que representa a la plantilla de Avanza, la empresa que gestiona el servicio de autobuses urbanos de Zaragoza, se reunirá de nuevo este jueves con la compañía para tratar de desatascar las negociaciones sobre el convenio colectivo, que llevan produciéndose desde 2019. Fuentes del Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT), el sindicato mayoritario en el comité, explicaron a este diario que van a esperar a mantener el encuentro para determinar su postura en el conflicto que mantienen con la empresa, que el jueves pasado cerró un capítulo importante, cuando acabaron los paros que había convocados todos los martes y los jueves. «Estamos en disposición de negociar e incluso de dar una vuelta a nuestras reivindicaciones si vemos que la empresa tiene buena actitud. Si no, nos veremos abocados a convocar nuevas movilizaciones, aunque todavía es pronto. Vamos a esperar y a ver qué pasa en la reunión», aseguraron desde el sindicato. La huelga parcial, ya finalizada, comenzó en febrero.