Jonathan R. Z., de 22 años, ha sido juzgado esta mañana en la Ciudad de la Justicia de Zaragoza acusado de producir graves daños en la boca, de un codazo, a un joven con el que estaba jugando al fútbol en el parque de la Granja, en la capital aragonesa, en octubre del año 2019. El lesionado perdió o sufrió el desplazamiento de cuatro dientes.

Según Roberto Soria, que ha ejercido la acusación particular y que pide un año de cárcel y más de 8.100 euros de responsabilidad civil, el imputado propinó un "brutal codazo" a D. T. O., de 28 años, el cual falleció a comienzos de este año tras sufrir un infarto cuando se hallaba en su casa, un suceso que no guarda relación con el objeto de la vista oral.

Sin embargo, la defensa ha mantenido que se trató de "golpe fortuito" que se propinó el mismo denunciante cuando dio involuntariamente un cabezazo en el pecho al acusado.

Soria ha señalado, sin embargo, que el golpe fue deliberado y que, poco antes de ese episodio, ambos jugadores habían discutido en otro lance del juego, lo que había aumentado su rivalidad.

Debido a la ausencia de la víctima, se ha procedido a leer las manifestaciones que realizó en el curso de la fase de instrucción.