La subida del precio que ha experimentado la luz en los últimos meses tendrá, de momento, un coste extraordinario para las arcas del Ayuntamiento de Zaragoza de 3,5 millones de euros. La concejala de Presidencia, Hacienda e Interior, María Navarro, ha firmado la disposición de esta cantidad con cargo al Fondo de Contingencia, lo que evitará que sea necesario recurrir a otras partidas presupuestarias.

Este incremento de la factura eléctrica, según Navarro, es consecuencia del sistema aprobado por el anterior Gobierno para la compra de energía y le generará al consistorio un aumento del más del 20% respecto a lo presupuestado inicialmente para el ejercicio 2021, donde se incluyeron 17 millones de euros.

En este sentido, Navarro ha insistido en la necesidad de que el Gobierno de España habilite fondos extraordinarios de manera inmediata para que los municipios españoles puedan hacer frente a estos sobrecostes sin perjudicar a otro tipo de políticas. Además, la ha lamentado que “el sistema de compra directa de energía en el mercado mayorista impulsado por el anterior equipo de Gobierno ha resultado ser muy perjudicial para los intereses municipales, lo que obliga a hacer una reflexión y a buscar nuevas fórmulas de acceso a la energía limpia y barata como las que estamos planteando”.

Navarro ha recordado además que “a la subida de la luz y al aumento de más del 20% en la factura, se une la difícil situación económica que pasan los ayuntamientos que, como Zaragoza, no ha recibido ni un sólo euro del Gobierno Central por la caída de ingresos y el aumento del gasto extraordinario derivados de la pandemia de la Covid-19”