La decisión del Ayuntamiento de Zaragoza de traspasar los festivos de San Valero y la Cincomarzada, que caían en sábado, al viernes y al lunes, respectivamente, no ha sentado nada bien en el comercio zaragozano. El 29 de enero y el 5 de marzo eran dos de las fechas marcadas en rojo en el calendario de los trabajadores. Es la única pareja de días consecutivos de fiesta que pueden disfrutar en fin de semana, dada la casuística de un oficio en el que lo habitual es trabajar en sábado. Pero ahora el sector se ha plantado. Ya hay varias movilizaciones convocadas para exigir al consistorio que rectifique en su decisión.

La noticia no ha hecho sino echar sal a una herida antaño abierta. Desde hace tiempo el sector viene reivindicando una reducción de los festivos de apertura. Ahora mismo, en Aragón, un acuerdo entre los agentes del sector y el Ejecutivo autonómico vigente desde hace años cifra el número de días de fiesta en los que se puede trabajar en 10. Y en estos momentos, con la llegada de la Navidad y las rebajas de inicio de año, queda por delante la temporada alta en el sector comercial. Se trabajarán los domingos 28 de noviembre, 5,12 y 19 de diciembre y el del 2 y el 9 de enero.

Así queda el calendario de festivos en Zaragoza para el próximo 2022. José Martínez

Los sindicatos fueron los primeros en dar la voz de alarma. La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT de Comercio y Grandes Almacenes en Aragón, María Jesús Aliaga, denuncia que los miembros del sector se sienten «altamente perjudicados», a la par que critica que en la decisión «no se han tenido en cuenta a los 90.000 trabajadores de comercio que hay en Zaragoza».

Coincide con esta desaprobación la Federación de Servicios de CCOO. Su secretaria general, Marta Laiglesia, quien explica que «los trabajadores no pueden conciliar porque hay personas que empiezan a trabajar con el festivo de apertura del Black Friday». Además, Laiglesia asegura que las asociaciones de comerciantes y centros comerciales preferirían pasar el festivo al lunes en vez de al viernes porque «son días de menos ventas».

Los anuncios de movilizaciones no se han hecho esperar. CCOO ha convocado una protesta para el día 2 de diciembre, una manifestación que se suma a la organizada por OSTA para el 20 de diciembre. Su responsable en Comercio y Hostelería, Iván Colás, critica que el equipo de gobierno municipal «no ha tenido en cuenta a la parte social», por lo que el nuevo calendario «rompe del todo con la conciliación del sector». Colás también apunta a que los festivos de apertura tienen un dudoso beneficio para la economía. «Los datos indican que no se genera empleo y que el que se crea es a tiempo parcial, precario y muy feminizado». Es más, desde OSTA no descartan convocar una huelga para el próximo año si no se diese un receso por parte del consistorio zaragozano.

El Ayuntamiento de Zaragoza, encargado de decretar los festivos de San Valero y la Cincomarzada, ambos de naturaleza municipal, se escuda en que «tradicionalmente se suele pasar el festivo al día laboral más próximo». Además, desde el gobierno municipal subrayan que el pleno aprobó «por unanimidad» el calendario, por lo que ya se envió la propuesta al Gobierno de Aragón.

Te puede interesar:

Con mejores ojos ve el cambio de fechas Antonio Tornos, presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS), quien piensa que el problema se plantea para los trabajadores de las grandes superficies. «Todo el comercio de menos de 300 metros cuadrados puede abrir cuando quiera, así que podremos dar tres días de puente a los trabajadores», afirma Tornos.

En este sentido, desde uno de los centros comerciales o grandes superficies que abrirá esos días, GranCasa, se remiten a seguir «todas las recomendaciones marcadas por el Gobierno de Aragón» para «colaborar en todo aquello que decreten». «A día de hoy, la prioridad en nuestro centro comercial es ofrecer la mejor experiencia posible garantizando la seguridad, bienestar y comodidad de todos nuestros clientes, inquilinos, proveedores y empleados», aseveran fuentes de la compañía comercial.