La céntrica calle Félix Latassa de Zaragoza va a sufrir un lavado de cara. Será a partir de marzo, mes en el que se prevé que se inicien los diez meses de obras necesarios para reconvertir esta vía en un espacio más verde, más accesible y más peatonal. Porque este es el objetivo de la reforma integral de la calle, en la que se van a invertir 965.920 euros

El proyecto contempla la ampliación de las aceras, la plantación de 21 árboles de porte medio y plantas arbustivas, el soterramiento de los cables eléctricos y la instalación de farolas led. Además, se van a sustituir todas las tuberías de saneamiento y abastecimiento que discurren por otras de fundición dúctil. 

En definitiva, se ganará espacio para el peatón en detrimento del 50% de las plazas de aparcamiento. Para obligar a los conductores a reducir la velocidad, la calzada tendrá un trazado sinuoso. 

Además, el paso de cebra que se encuentra frente al mercado del barrio será más ancho --hasta 10 metros-- y estará en altura. Se hará así para crear un espacio peatonal que anime al paseo y fomente las compras, mejore la accesibilidad y la seguridad vial

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, que junto a la responsable de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha visitado este viernes la calle, ha destacado que en los últimos «20 años» no se había realizado una reforma de estas características en el distrito, salvo actuaciones menores. 

«La última vez que se hizo algo parecido fue en la calle Mariano Barbasán y costó 133 millones de pesetas», ha señalado el alcalde, que ha tirado de hemeroteca.  

Recreación de la calle Félix Latassa de Zaragoza. AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Azcón ha insistido en la idea de que con la renovación de esta calle y la ampliación de sus aceras, se fomentará el consumo en el comercio de proximidad que rodea a la plaza San Francisco. 

Está previsto que las obras se inicien en marzo, como sucederá con las de la avenida Navarra o Reina Fabiola, que también forman parte de la operación calles que anunció el alcalde en el debate sobre el estado de la ciudad de noviembre de 2020 y que se ejecutarán a lo largo de este ejercicio. 

El peatón gana

Con todas estas actuaciones el peatón va a salir ganando. Por ejemplo, en el caso de la avenida Navarra, una de las principales obras de esta operación, el 51% de la superficie pasará a ser de uso peatonal tras su reforma. En la calle San Miguel el porcentaje todavía será mayor, hasta el 93%. 

El primer edil también ha destacado la inversión directa que contempla el proyecto de presupuestos de 2022. Hasta «79 millones de euros», ha presumido, obviando que la ejecución de 2021 se estancó en el 53%. 

«Da una idea de la actividad del Gobierno de PP-Cs», ha afirmado Azcón, que ha recalcado que durante su mandado se ha logrado desatascar la prolongación de Tenor Fleta, se ha conseguido impulsar la reforma del antiguo cuartel de Pontoneros y se ha redactado el proyecto de las piscinas de La Almozara. En estos dos últimos casos, a través de la inversión indirecta y la colaboración público-privada.