La vuelta de la Cincomarzada a Zaragoza este sábado 5 de marzo ya es un hecho tras el visto bueno de sanidad. La fiesta popular, que conmemora la expulsión de la ciudad de las tropas carlistas de la ciudad en 1838, no estará exenta de restricciones y medidas de precaución contra la pandemia.

Este será el principal condicionante de la celebración, en el que, pese a ser al aire libre, seguirán siendo necesarias las mascarillas. Del mismo modo, se han establecido limitaciones de aforo en el recinto del Parque del Tío Jorge, donde sí se podrá llevar a cabo la Cincomarzada como se venía haciendo desde siempre pese a estar en duda hasta el último momento.

En un primer momento, desde la FABZ no sabían si iban a llegar a tiempo con su propuesta a Sanidad, puesto que se la trasladaron con menos de un mes de diferencia para el 5 de marzo, un plazo muy justo.

Para controlar mejor el tránsito de personas en los actos, se han delimitado tres zonas donde se servirá comida y bebida. Dos para las peñas, con 500 personas de aforo en cada una, y otra para la Federación de Asociaciones y Barrios de Zaragoza, dividido a su vez en dos secciones de 100 y 200 personas. Junto a estos recintos se encontrará la Cruz Roja.

El Parque del Tío Jorge será también un espacio para conciertos y se utilizará el centro cívico aledaño para otras actividades de carácter cultural y para los más pequeños. No faltarán a la cita las reivindicaciones vecinales, sobre todo a través de la FABZ, en una cita de marcado carácter reivindicativo en este sentido

Cincomarzada de 2020 Jaime Galindo

El ayuntamiento reforzará el transporte público durante el sábado. Así, las líneas 26 y 29 dispondrán de dos vehículos más en servicio de 10.00 a 14.00 horas, y durante la Ci1 y Ci2 prestarán servicio con autobuses articulados. En el tranvía se incluirán refuerzos superiores a los de otros años. Por la mañana, durante las horas principales de la celebración las frecuencias serán de entre 9 y 11 minutos y por la tarde el servicio se ampliará aún más, con la introducción de 3 unidades dobles que, junto a otras 9 simples, ofrecerán una frecuencia de paso de entre 7 y 9 minutos hasta las 22.00 horas.

En la última edición de la Cincomarzada, en 2020, se dieron cita en torno a 100.000 personas. Sin esas cifras de asistencia, ahora inviables por la pandemia, Zaragoza volverá a contar con una de sus fiestas más características.