El grupo municipal de ZeC en el Ayuntamiento de Zaragoza ha pedido al gobierno de Azcón que cubra las “urgentes” necesidades de personal de los Centros Municipales de Servicios Sociales, que este 2022 "ya alcanza las 24 plazas sin cubrir, un 11% del total de la plantilla del servicio". Solo en el área de Acción Social se han perdido 60 profesionales en esta legislatura, ha asegurado la concejala Luisa Broto.

La portavoz de ZeC en Acción Social le ha recordado al concejal del ramo, Ángel Lorén, que esta es la cuarta vez que el grupo municipal pregunta en comisión por la situación del personal de los Centros Municipales de Servicios Sociales la no cobertura de bajas y vacantes, “y la situación lejos de mejorar empeora progresivamente”. En 2019, Zaragoza en Común alertó de la existencia de 15 plazas sin cubrir, en la actualidad ese número ha aumentado hasta 24 plazas sin cubrir y 6 plazas vacantes por jubilación que han sido amortizadas, más de un 11% de la plantilla de estos centros, según los datos que aporta Zaragoza en Común.

Estas 24 plazas corresponden a 15 bajas de larga duración y 9 plazas vacantes o trasladadas a otros servicios. A estas habría que añadir 6 plazas vacantes por jubilación y que han sido amortizadas. “Todo ello en un momento en que la presión asistencial sobre estos centros se está incrementando exponencialmente debido a la situación de crisis”, ha apuntado Broto. 

Huelga en las instalaciones deportivas

La edil ha recordado que en la pasada comisión de Acción Social, Zaragoza en Común preguntó sobre la huelga en instalaciones deportivas. “En ella le recordábamos que hasta en seis ocasiones habíamos preguntado por los problemas de personal en instalaciones deportivas y que aquí estábamos con una huelga encima de la mesa por su inacción. Mucho nos tememos que la situación en cuanto al personal de los CMSS lleva un recorrido similar”, ha señalado.

Zaragoza en Común ha criticado que esta situación se produzca, además, tras el recorte de cinco millones de euros en materia de personal en el presupuesto de este año, y la no ejecución de 11 millones en personal de los anteriores presupuestos.

Todo ello "después de someter a sus profesionales a un desgaste tremendo a través de la privatización ilegal que supone la línea 900 y las dificultades de gestión y burocracia que este gran invento les está suponiendo", han criticado desde ZeC. 

Broto ha recordado que bajo su mandato se aumentó el personal de los CMSS en más de 35 profesionales, se abordó la cobertura prácticamente total de las bajas y se incrementaron las partidas de personal en el área en un 54%.

La no correcta dotación de personal representa "un recorte encubierto de los servicios sociales, precariza las condiciones de trabajo de los profesionales a los que somete a una presión innecesaria y supone una merma en la calidad en la atención a los ciudadanos y ciudadanas, aumentando los tiempos de atención en los centros", ha zanjado Broto.