Kiosco

El Periódico de Aragón

El futuro campo de fútbol

El suelo de La Romareda aportaría 60 millones para el nuevo estadio del Zaragoza

Azcón no descarta su ubicación actual pero estudia su traslado a San José o el Párking Norte | El alcalde acelera la negociación con la oposición tras la venta del Real Zaragoza el pasado viernes

Imagen aérea de La Romareda.

Hace cinco meses que Jorge Azcón se comprometió a reunirse con los grupos municipales para comenzar a trabajar en el futuro de La Romareda de Zaragoza. Cinco meses en los que la oposición no ha sabido nada sobre los planes del alcalde y que este lunes, tan solo tres días después de la venta del Real Zaragoza, han conocido en una repentina reunión a la que han sido convocados y que da a entender que el alcalde quiere acelerar los tiempos e impulsar de forma definitiva este proyecto de ciudad. Para ello tiene que conseguir el consenso en la casa consistorial, al menos el apoyo del grupo mayoritario, el PSOE, y una fórmula que le permita financiar una inversión de unos 150 millones de euros.

Desde el Gobierno de PP-Cs han dicho en más de una ocasión que la construcción del nuevo estadio solo podrá asumirse a golpe de recalificación, es decir, generando ingresos por la venta de suelo para construir vivienda. Y resulta que uno de los más rentables de la ciudad se encuentra, precisamente, en La Romareda, un terreno que aportaría unos ingresos a las arcas municipales de 59.315.715 de euros, según la última valoración de 2019.

Financiación

Esta operación aparece destacada en el informe de los técnicos municipales que ha entregado el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, a los grupos municipales. Un documento en el que se proponen hasta doce emplazamientos para ubicar el equipamiento y se analizan las ventajas y desventajas desde el punto de vista técnico de construirlo en uno u otro.

Debe servir de guía para tomar las decisiones a partir de ahora. Los grupos municipales tienen 15 días para seleccionar tres posibles emplazamientos, de manera que el 26 de abril el documento pasará de tener doce opciones a tan solo tres. Será sobre las que se trabaje y sobre las que se debatirá en un foro de consulta que se creará para que la ciudadanía pueda opinar al respecto. Un calendario que denota las «prisas» --según PSOE, Podemos y ZeC-- que tiene Azcón para acelerar el proyecto ahora que el Real Zaragoza tiene nuevos dueños.

Desde la oposición consideran que antes de hablar de emplazamientos lo que habría que hacer es definir qué estadio se quiere para Zaragoza, cuánto va a costar, cómo se va a financiar y qué papel van a jugar los dueños del club. Desde PP y Cs consideran que la prioridad pasa por decidir su ubicación y, a partir de ahí, analizar su viabilidad económica. Dos visiones que hacen muy difícil el entendimiento.

Las propuestas

Tanto Azcón como Serrano aseguraron que la negociación política se iniciaría con una «hoja en blanco». En el mapa de propuesta aparecen dos opciones en San José (en un terreno junto a Tenor Fleta y la Ronda Hispanidad (el tercer cinturón) y entre este punto y la avenida Cesáreo Alierta); otra en Valdespartera (entre la autovía y la prolongación de Gómez Laguna); Parque Venecia (frente al centro comercial); Arcosur y el Párking Norte de la Expo, en el Actur.

Son los emplazamientos que los técnicos municipales han analizado de los que, además de la ubicación actual, solo dos suelos son de titularidad pública, el de Valdespartera y el del Actur, pero este último es propiedad de la DGA. El resto se reparten entre distintos particulares.

Aún hay más ubicaciones, aunque no parece muy probable que vayan a ser elegidas ya que en el informe tan solo se mencionan. Se trataría de Las Fuentes, Miralbueno, Plaza y San Gregorio.

La alternativa de llevar el estadio a San José o el Actur parecen las preferidas del Gobierno de PP-Cs. Son los dos únicos nuevos emplazamientos en los que ya se ha calculado cuál sería su coste de urbanización. Un estudio que encargó Urbanismo a las jefaturas de los servicios de Conservación de Arquitectura y de Ingeniería de Desarrollo Urbano y que también contempla los actuales suelos de La Romareda.

Los representantes de los grupos municipales de Zaragoza antes de comenzar la reunión sobre el futuro de La Romareda. ÁNGEL DE CASTRO

Costes de urbanización

Según este informe, urbanizar la actual parcela de La Romareda supondría una inversión de 4,9 millones mientras que hacerlo en el Párking Norte se elevaría hasta los 11,4. La operación más costosa es la de San José, hasta 14,9. Se trataría de un suelo «urbanizable no delimitado sin plan parcial ni convenio» ubicado entre la prolongación de la avenida Tenor Fleta, en el lado exterior de la Ronda Hispanidad.

De erigirse el campo en este punto, habría que construir un nuevo sector que exigiría «costes importantes» de urbanización. Por no hablar del tiempo que conllevaría desarrollar el planeamiento, que tendría un coste superior a otras opciones. Además, el suelo no es municipal. A favor remarcan que ya existe un proyecto básico para un nuevo campo que habría que actualizar.

No obstante, los técnicos no pasan por alto la importancia emocional que tiene para los zaragozanos la actual ubicación de La Romareda. Según el documento, reconstruir el campo en su emplazamiento actual «es muy probable que sea la solución mejor valorada por los zaragozanos, y muy en especial por los aficionados al fútbol, porque mantiene el campo dentro de la ciudad central y permite el tradicional acceso a pie los días de partido». 

Compartir el artículo

stats