Kiosco

El Periódico de Aragón

Instalaciones municipales

El cierre de los centros deportivos de Zaragoza aplaza cerca de 200 partidos

Cinco competiciones han tenido que buscar otros equipamientos para sortear la huelga

Un cartel anunciando la huelga en un centro municipal. | JAIME GALINDO

Los trabajadores de los centros deportivos del Ayuntamiento de Zaragoza continúan en huelga y seguirán así mientras el equipo de Gobierno de PP-Cs no mejore su oferta. Llevan ya un mes y son más de 190 los partidos los que se han suspendido y seis campeonatos los que han tenido que aplazarse u organizarse en otros municipios ante el riesgo de no celebrarse por los paros.

Desde el ayuntamiento insisten en que con su propuesta, que contempla 24 nuevas contrataciones entre las que se incluirían los refuerzos, se cubriría el «histórico déficit de personal» que arrastran desde hace años las instalaciones deportivas.

Pero el comité dice que no es suficiente y que tiene «trampa», por lo que ya acumulan cuatro fines de semana de huelga. En el primero (19 y 20 de marzo) fueron 86 partidos los que tuvieron que aplazarse, en el segundo (26 y 27) la cifra se redujo a 56 «porque los equipos buscaron alternativas y otros campos»; en el tercero (2 y 3 de abril) fueron 48... y la lista sigue creciendo.

Porque la huelga no solo ha afectado a las ligas, también a varios campeonatos que habían elegido a Zaragoza y a sus cenrtos municipales como sedes. Ha ocurrido con los de Judo y Hockey línea, que acabaron celebrándose en San Mateo y Lugo, respectivamente. También se han buscado otros emplazamientos para los torneo de baloncesto y otro de voley previstos para este puente. Finalmente, sus organizadores han buscado alternativas, como el pabellón Siglo XXI, lo que ha elevado los costes de los organizados.

Desde el comité insisten en que la propuesta municipal no es ventajosa, y desde el Gobierno de PP-Cs reiteran que es la mejor, además de viable, por lo que instan a los trabajadores a que la valoren y acaben con la huelga.

La propuesta de PP y Cs

El plan consta de la contratación de vacantes (siete u ocho plazas de oficial polivalente, de las cuales dos ya están tramitadas); de un programa temporal de empleo que incluye diez plazas por un periodo de tres años, el máximo legal puesto que serían interinos; la cobertura de otras tres bajas ya tramitadas; y la cobertura, por último, de una plaza de jefatura del servicio (por jubilación), cubierta también desde hace unos días. A estas 21 o 22 plazas se sumarían entre cuatro y seis plazas de oficial polivalente para la temporada de piscinas de verano.

Según justifican desde el consistorio, con las contrataciones temporales se busca reforzar la plantilla del servicio mientras se consolidan los refuerzos a través de las Ofertas de Empleo Público de los años próximos.

Pero el comité dice que esta solución «es cortoplacista» y que, en cinco años, a las jubilaciones se tendrían que sumar las vacantes de las plazas temporales. Calculan que en tres años hasta 30 personas se despedirán de la vida laboral, lo que agravará los problemas en el servicio.

Según fuentes del servicio, cada fin de semana el seguimiento es menor y ha oscilado entre el 40% y el 30%. Este finde semana, de 17 trabajadores en el turno del sábado por la tarde sólo cuatro han secundado huelga y el domingo, de 19 empleados, lo han hecho dos. Desde el comité explican que el efecto de la huelga se está notando porque los equipos están descartando celebrar sus competiciones en los centros públicos y buscan otras instalaciones.

Por ahora no hay prevista ninguna reunión entre el equipo de Gobierno de Zaragoza y los representantes sindicales para acabar con la huelga. Desde PP y Cs insisten en que deben acabar con las jornadas de huelga.

Compartir el artículo

stats