Kiosco

El Periódico de Aragón

MOVILIDAD

El conflicto del bus en Zaragoza sigue sin dar muestras de desatasco

Chueca y el comité se reúnen pero no consiguen ningún compromiso

Miembros del comité de Avanza, este martes, antes de la reunión con Chueca.

Nada nuevo bajo el sol. El comité de huelga de Avanza, la empresa que gestiona el servicio de autobús urbano de Zaragoza, y la concejala municipal de Movilidad, Natalia Chueca, se reunieron este martes en un encuentro formal pero del que poco podía esperarse. Los trabajadores querían mostrarle su postura al consistorio, pero desde PP y Cs siempre han defendido que se trata un conflicto entre las partes y que son ambas las que tienen que llegar a un acuerdo. Lo único que puede hacer el Gobierno municipal, ha defendido siempre Chueca, es instar a las partes a negociar. Y en ello llevan más de un año con dos huelgas mediante.

Para los representantes de los trabajadores el encuentro tampoco sirvió para arrancar un mayor compromiso por parte de Chueca en el conflicto. Defendieron que es hora de que se actualicen sus salarios puesto que «llevan diez años perdiendo poder adquisitivo».

Sin embargo, y según declararon fuentes del comité, lo que encontraron por parte de la concejala de Movilidad distó mucho del apoyo. Contaron los representantes sindicales que se les presentó una situación económica muy desfavorable para la empresa, lo que haría difícil mejorar las condiciones salariales de los empleados.

Y con una nueva reunión fallida a sus espaldas, el comité se ve las caras de nuevo hoy con la empresa en la sede del Servicio Aragónes de Mediación y Arbitraje. Esta semana no hay paros convocados, pues ya se produjeron la pasada y volverán la que viene, así que las partes quieren aprovechar para conseguir algún acuerdo, por mínimo que sea, sin la presión de la huelga.

Pero dados los antecedentes, parece poco probable que la empresa y el comité acerquen posturas. Los sindicatos defienden que por parte de la compañía solo obtienen noes, mientras que Avanza dice que los trabajadores no dan su brazo a torcer y que están chantajeando a la ciudad con la huelga. Habrá que esperar, puesto que la huelga del tranvía, después de meses encallada, se desatascó en pocas semanas, pero todo apunta a que el lunes volverán los paros en las líneas del autobús urbano de Zaragoza.

Compartir el artículo

stats