Kiosco

El Periódico de Aragón

El conflicto en el transporte público

La Unión de Consumidores reclama compensaciones para los usuarios afectados por la huelga del bus en Zaragoza

Anima a los titulares de los bonos a que soliciten una contraprestación | El consistorio guarda silencio mientras las negociaciones con la plantilla fracasan

Varios usuarios esperando en una parada de autobús durante la huelga en Zaragoza. ANDREEA VORNICU

La huelga del autobús urbano de Zaragoza parece no tener fin. La reunión entre la dirección de Avanza y el comité ha vuelto a ser un fracaso y no hay visos de que el conflicto vaya a resolverse a corto plazo. Al menos eso es lo que parece porque las negociaciones están atascadas desde hace meses. En este escenario, desde la Unión de Consumidores de Aragón (UCA) han iniciado una campaña para que los usuarios de los bonos del transporte público reclamen al ayuntamiento una compensación por no poder disfrutar del servicio al 100%. 

Según explican desde la organización, y conforme a lo dispuesto en el reglamento de viajeros del servicio público de transporte urbano de Zaragoza, aprobado en junio de 2013, los usuarios tienen «el derecho» de «realizar un número ilimitado de viajes durante el periodo de validez del mismo» y de ser «transportados en las condiciones de oferta de servicio establecidas y programadas con carácter general». 

En realidad no piden nada nuevo y en la huelga de 2016, que se prolongó durante 126 días, el consistorio ya aprobó una compensación para los usuarios de los bonos temporales de 30, 90 o 365 días a los que se les ampliaba la validez del título tantos días como jornadas de paros habían sufrido desde la expedición del mismo. Más de 60.000 personas podían beneficiarse de esta medida. La huelga de entonces no tenía nada que ver con la actual.

Ahora los servicios mínimos rondan el 70% (por lo que hay más buses en circulación) y el contexto sanitario es muy distinto, con una caída en la demanda que llegó a ser del 90% y que actualmente está en el 15%. Las pérdidas que ha ocasionado en las arcas municipales esta situación son millonarias. 

El actual equipo de Gobierno de PP-Cs hizo algo similar durante los meses de confinamiento, en los que también se permitió viajar gratis a los sanitarios. 

Ahora prefieren mantenerse al margen de la UCA, con quien acordaron la fórmula de compensación en 2016. La Unión de Consumidores facilita a través de su web un formulario para que aquellos que quieran reclamar al consistorio y a la empresa una recompensa puedan hacerlo. 

«La modificación unilateral de la oferta» de las líneas del bus implica una compensación por falta de prestación del servicio contratado», insisten desde la entidad, que explican que en primer lugar hay que presentar la solicitud. Después, «si no es admitido este escrito de solicitud, los afectados pueden solicitar la hoja de reclamaciones en esa misma oficina». Y por último, «en caso de que se reciba respuesta» por parte de Avanza «en el plazo de 15 días y esta no sea satisfactoria», se puede presentar también una reclamación ante el ayuntamiento.

Compartir el artículo

stats