Kiosco

El Periódico de Aragón

Equipamientos públicos y en desuso

La Celda del Prior de La Cartuja se reconvertirá en un albergue para peregrinos del Camino de Santiago

El ayuntamiento recurre a los fondos europeos para financiar su rehabilitación | Opta a una ayuda de 592.500 euros para financiar un proyecto de 1,3 millones | Se convertirá en un albergue para peregrinos y en un centro intergeneracional

Edificio de la antigua Celda del Prior del barrio rural de La Cartuja. JAIME GALINDO

El Ayuntamiento de Zaragoza quiere dar un impulso al Plan de Recuperación de Edificios Públicos y dar una segunda vida a varios de los inmuebles que tiene en propiedad y en desuso. Para poder cumplir con su propósito va a aprovechar las ayudas europeas contempladas en el Programa de Impulso a la Rehabilitación de los Edificios Públicos (PIREP), y va presentarse a la convocatoria para captar fondos y poder iniciar la rehabilitación de la antigua Celda del Prior de La Cartuja Baja y de la Torre de Santa Engracia de Movera. También va a intentar rascar financiación para la Harinera de Casetas y no se descarta que haga lo mismo para darle vida a Giesa

El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha sido siempre muy claro y no ha tenido problema en explicar una y otra vez que el consistorio no tiene capacidad económica para acometer estas reformas sin financiación externa. Por eso los fondos europeos se presentan como una oportunidad de oro, porque solo así se podrán adecentar estos edificios que llevan años acumulando polvo y degradándose.

En concreto, Urbanismo plantea reconvertir la Celda del Prior en un centro intergeneracional en el barrio rural con espacios que permitan acometer actividades multidisciplinares y en un albergue para peregrinos del Camino de Santiago. 

Recreación del patio exterior de la Celda del Prior tras su reforma. AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Esta actuación exige una inversión de 1.353.129 euros y el consistorio optaría a una ayuda de 592.500, de manera que podría costear el 44% del proyecto con fondos europeos. El resto, 760.629 euros, se pagarían con cargo al presupuesto. Esto en el mejor de los escenarios. 

La antigua celda del Prior, del siglo XVII, está formada por dos edificios contiguos e independientes. Uno de ellos, el más grande, es de titularidad privada, mientras que el segundo es municipal y se ubica en una parcela de 635 metros cuadrados. 

El consistorio quiere crear instalaciones híbridas para que puedan adaptarse a las necesidades. Los espacios serán «inclusivos» e integrarán a personas de distintas edades y culturas como reclama la Agenda Urbana Española y la Nueva Bauhaus Española. 

Recreación del interior de la Celda del Prior tras su reforma. AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Porque este proyecto se incluye en la Estrategia y la Agenda Urbana por lo que el diseño se hará pensando siempre en la eficiencia energética, que se conseguirá mediante la implementación de mejoras en la envolvente térmica en el conjunto del edifico, la sustitución de los vidrios sencillos por otros dobles con cámara y la instalación de luminarias de bajo consumo. También se acometerán las actuaciones necesarias para convertir al edificio en accesible y se digitalizará al completo. 

Al tratarse de un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), los trabajos deben acometerse respetando su esencia y su valor patrimonial. 

Recreación de la fachada de la antigua celda del Prior tras su reforma. AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

El proyecto se aprobó en septiembre de 2020 y por ahora se han ejecutado trabajos de urgencia para consolidar la cubierta. Urbanismo quiere licitar este año la rehabilitación (en los próximos seis meses), cuyos trabajos se prolongarán durante 30 meses, así que se estima que la Celda de Prior podría abrir sus puertas totalmente renovada en agosto de 2023. 

En la licitación se tendrá en cuenta el uso de la tecnología BIM, una metodología de trabajo colaborativo aplicada al sector de la construcción.

Compartir el artículo

stats