Kiosco

El Periódico de Aragón

EL DEBATE SOBRE EL ESTADIO

La Federación Aragonesa de Fútbol y los clubs difieren sobre la ubicación de la futura Romareda

El Ebro y el Zaragoza CFF piden otro estadio con menos capacidad en el Parking Norte. La primera sesión del «proceso de escucha» deja atrás la opción de Valdespartera

Merino, del CD Ebro, y Torralba, de la Federación Aragonesa de Fútbol, este martes en la reunión sobre el futuro del estadio. ANGEL DE CASTRO

La primera reunión del «proceso de escucha» en el Ayuntamiento de Zaragoza que debe llevar a tomar una decisión sobre el futuro del campo de fútbol no despejó este martes grandes dudas sobre el proyecto, pero los participantes introdujeron nuevos ingredientes a un debate que ya de por sí va a ser intenso. Se habló de llevar La Romareda al Parking Norte y de dejarla donde está, pero nada se mencionó sobre la posibilidad de construir el nuevo estadio en Valdespartera, la tercera opción que los partidos políticos municipales aceptaron valorar tras su primer encuentra a finales de abril. Además, se habló de la necesidad de levantar un segundo campo de fútbol de tamaño medio con capacidad para unos 10.000 espectadores para los equipos semiprofesionales.

A esta primera sesión acudieron, además de los grupos municipales, seis entidades y organizaciones relacionadas con el mundo del deporte: la Federación de Peñas del Real Zaragoza, la Federación Aragonesa de Fútbol, el Zaragoza Club de Fútbol Femenino, el Club Deportivo Ebro y las empresas Podoactiva y Mondo Ibérica.

Para este encuentro algunos grupos plantearon a finales de abril que estuviera presente también el Real Zaragoza, si bien desde el consistorio van a dar más tiempo a la nueva dirección para que pueda manifestar su opinión. El Real Zaragoza todavía no se ha salvado del descenso matemáticamente, por lo que sigue activa la cláusula de rescisión de la compra por parte del empresario estadounidense de origen cubano Jorge Mas.

De las comparecencias que tuvieron lugar este martes, 10 de mayo, surgieron dos posturas, no enfrentadas pero sí diferentes, y alguna que otra idea aceptada por todos. En primer lugar, tanto la Federación de Peñas del Real Zaragoza, que representa a unos 15.000 seguidores del club blanquillo, como la Federación Aragonesa de Fútbol, manifestaron su interés en que el estadio se quede donde está, en La Romareda.

Según explicó Pablo Palomar, presidente de los peñistas, esta es la opción favorita de los aficionados y además también tiene ventajas en cuanto a la movilidad hasta el estadio y los accesos. No obstante, Palomar reconoció que se trata de una valoración subjetiva, puesto que opinó que no se les ha remitido la información ni los datos suficientes (el coste) como para valorar la idoneidad de uno u otro emplazamiento.

Críticas por la falta de informes

Coincidió con esta crítica Pedro Santisteve, el portavoz de ZeC, que ha insistido en las últimas semanas en que hacen falta más informes sobre los costes económicos y medioambientales para poder tomar una decisión.

Por su parte, desde la Federación Aragonesa de Fútbol, Manuel Torralba también pidió dejar el campo donde está, si bien reconoció que esto supondrá que cueste más encontrar financiación para construir el nuevo estadio, puesto que no se podría vender la parcela de la actual Romareda. Sin embargo, ante las preguntas de los grupos políticos, Torralba afirmó que, según sus indagaciones, el nuevo campo, en el que deberían caber entorno a 50.000 espectadores, sí que cabría en la parcela actual en el distrito Universidad.

Para realizar esta afirmación explicó que, por ejemplo, el Bernabéu ocupa una parcela de 50.000 metros cuadrados y tiene mucho más aforo; y San Mamés, 67.000 si se tienen en cuenta los aparcamientos en superficie. Además, Torralba explicó que si fuera necesario podría cambiarse la orientación del campo de juego y girarlo 90 grados para cumplir con los requisitos de la FIFA.

El punto más caliente del debate lo protagonizó Fernando Rivarés, de Podemos, quien preguntó insistentemente a Torralba algunas cuestiones de carácter técnico que el representante de la Federación Aragonesa de Fútbol no podía responder al no ser de su incumbencia. Ante esta situación, el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, y el portavoz del PSOE, Horacio Royo, pidieron rebajar el tono de las comparecencias, que se alargaron durante 4 horas (y que se pudieron seguir por streaming en YouTube).

La propuesta de la Ciudad del Deporte

Por su parte, desde el Club Deportivo Ebro y el Zaragoza Club de Fútbol Femenino demandaron que, más allá del nuevo estadio, habría que construir también un campo de tamaño medio (para unos 10.000 espectadores) para cubrir las necesidades del fútbol semiprofesional. Por ello, se mostraron partidarios de la propuesta de Podemos, que sería llevar el nuevo campo al Parking Norte y construir ahí también toda una serie de equipamientos que incluirían el estadio mediano y una residencia para deportistas.

El proyecto presentado por Podemos se denomina Ciudad del Deporte y, según dijo Rivarés, «si conseguimos 120 millones para construir el nuevo estadio nadie se va a creer que no podamos conseguir cuatro millones más para hacer un campo para 10.000 personas, como demandan el Zaragoza CFF y el CD Ebro». Sin unas instalaciones aptas y suficientes, afirmaron los responsables de ambos clubs, peligra su futuro.

Hay que recordar, como explicó el propio Víctor Serrano, que estas reuniones no tienen capacidad decisoria. «Nuestra labor ahora es escuchar y eso es imprescindible para, por ejemplo, conocer la implicación de otras instituciones en la financiación», expresó. «Esto no es un proceso participativo, lo habrá más adelante, aunque no será un referéndum», recordó también.

En opinión de Serrano, la valoración tras este primer encuentro es «absolutamente positiva». «Son las primeras reuniones y todavía no se pueden extraer conclusiones definitivas, pero sí elementos de juicio lo suficientemente importantes como para que podamos ir definiendo el modelo económico que más le puede interesar a ese campo de fútbol», afirmó.

Por su parte, el concejal socialista Horacio Royo insistió tras el encuentro en que el Gobierno municipal se equivoca al plantear que lo primero que debe decidirse es la ubicación del campo. «Ha sido un debate productivo a pesar de que el Gobierno ha tratado de condicionar este debate hacia esa ubicación preferente de Azcón (la actual)», concluyó Royo. La siguiente reunión será el 18 de mayo tras iniciarse este martes una ronda de contactos que coincidió con el 27 aniversario del gol de Nayim.

El Gobierno de Aragón deberá proponer una sede para el Mundial 2030

El Gobierno central ha instado a las comunidades autónomas a proponer posibles sedes para el Mundial de fútbol de 2030, que España y Portugal aspiran a organizar de forma conjunta, durante la conferencia sectorial celebrada esta semana, en la que se aprobó la distribución y criterios de reparto de 35 millones de euros. Ante este anuncio, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, informó este martes a través de su perfil de Twitter de que había hablado con el presidente autonómico, Javier Lambán, y habían acordado reunirse «próximamente» para «avanzar en la candidatura de Zaragoza como subsede del Mundial 2030». «La quinta ciudad de España tiene que estar presente en la cita mundialista representando los intereses de todo Aragón», dijo Azcón. La DGA todavía no ha recibido la notificación del ministerio, pero no podrá demorarse mucho puesto que la candidatura hispano-lusa debe entregarse este año. 

Compartir el artículo

stats