Kiosco

El Periódico de Aragón

Consecuencias del covid

La pandemia obliga a construir otros 1.620 columbarios en el cementerio de Torrero de Zaragoza

El camposanto tiene capacidad para los próximos 10 meses | Actualmente hay 1.654 nichos disponibles y otros 1.170 por acondicionar

Una mujer pasea por la zona de columbarios tras depositar sus flores. EL PERIÓDICO

El Ayuntamiento de Zaragoza ampliará el número de columbarios para cenizas en el cementerio municipal de Torrero tras el aumento de la demanda experimentado en los dos últimos años como consecuencia de la pandemia. Aunque hay capacidad suficiente para el próximo año, desde el consistorio han planteado una actuación completa que dotará al camposanto de 1.620 nichos de columbarios nuevos en 2023.

El presupuesto de licitación asciende a 489.999 euros y el proyecto plantea construir 27 nuevos módulos de edificación de columbarios de 60 nichos cada uno, con cinco alturas y 12 filas. Se ubicarán en las manzanas 108, 109, 110, 111 y 113 y conforme se vayan finalizando se irán entregando para que puedan ser utilizados. Estos nuevos se sumarán a los 730 nichos que se proyectaron en 2020.

En el camposanto de Torrero se realizaron 5.118 entierros durante 2020 y 2021 y 8.955 incineraciones. Unas cifras récord que obligaron al ayuntamiento a intensificar los turnos durante los meses más duros de la pandemia para evitar el colapso de las instalaciones. Para evitarlo, se ampliaron los horarios del crematorio y se pasó de realizar nueve incineraciones al día a rozar la treintena. Solo en el primer semestre de 2020 se practicaron 1.688 cremaciones en este cementerio, casi el doble de las del 2018, cuando fueron 993, y 700 más que en 2019, con 1.082. 

Este año, el número de inhumaciones e incineraciones ha vuelto a niveles de prepandemia y se han registrado 948 solicitudes de entierros y 1.642 cremaciones.

Desde el servicio de Cementerios explican que hay 459 nichos disponibles para los próximos diez meses. Durante 2021, la media de espacios utilizados para depositar las cenizas fue de 56 anuales, y en 2022 de 65, por lo que, salvo que una nueva pandemia azotara el mundo, no habría problemas para atender la demanda prevista.

Por otro lado, hay otros 1.654 nichos para entierros en caja sin uso, y otros 1.170 en reserva, es decir, que están construidos y solo sería necesario acondicionar y adecuar el espacio.

Desde hace años son más las incineraciones que se practican en Torrero (y el resto de cementerios) que los entierros. Un cambio cultural que en 2013 obligó al ayuntamiento a estudiar nuevos espacios para aumentar la dotación de columbarios. 

Compartir el artículo

stats