Kiosco

El Periódico de Aragón

DESAYUNO INFORMATIVO ORGANIZADO POR EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

El alcalde insta al Real Zaragoza a que se implique en la nueva Romareda

Dice que los nuevos socios «tiene que participar» en su construcción | Defiende que los el club, la DGA, la DPZ y el consistorio aporten el mismo capital

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, junto con el subdirector de El Periódico de Aragón, Ricardo Barceló, en el desayuno informativo organizado por este diario. ÁNGEL DE CASTRO

Jorge Azcón lo tiene claro. Zaragoza no puede permitirse el lujo de perder la oportunidad de ser una de las sedes elegidas en España para albergar los partidos del Mundial de 2030. Pero para tener opciones la ciudad necesita un campo en condiciones y para que el proyecto de la nueva Romareda sea viable «el Real Zaragoza tiene que participar», ha asegurado este martes el alcalde durante un desayuno-coloquio organizado por EL PERIÓDICO DE ARAGÓN.

Para el primer edil «es el momento de la verdad» porque «sería impensable» que la capital se quedase fuera de las ciudades elegidas para celebrar el campeonato de fútbol más importante, en caso de que se celebre en España

Según señaló, «el Real Zaragoza tiene que participar en la construcción del estadio porque va a ser el principal usuario» del campo. Y tiene que hacerlo a través de una sociedad integrada por el Gobierno de Aragón, la Diputación de Zaragoza, el club y el propio ayuntamiento, que aportarían el mismo capital social para financiar el proyecto.

Este es el modelo que busca Azcón, «todos en igualdad de condiciones» porque, según ha afirmado, «nos ayudaría a tomar decisiones». Unas negociaciones que se están desarrollando en la casa consistorial y en las que el PSOE ha mostrado muchas reticencias, aunque Javier Lambán va de la mano del alcalde para impulsar la candidatura de la ciudad.

Financiación

En este sentido, el primer edil, que puso como ejemplo la fórmula elegida para construir el estadio San Mamés, en Bilbao, ha adelantado que en el caso de Zaragoza «no tendremos una entidad financiera en la sociedad», aunque sí que se recurriría a la deuda bancaria para costear una importante parte de las obras. 

El resto del dinero vendría de los aprovechamientos urbanísticos del municipio y del capital social que aporten, por igual, cada una de las administraciones y el club, ha explicado el alcalde, que ha vuelto a repetir que su emplazamiento favorito es el actual, lo que no significa que vaya a imponer su elección.

Para que esto suceda primero tendrá que conseguir el consenso político, la clave para que el proyecto de La Romareda no vuelva a quedarse en papel mojado. «Los fracasos han tenido que ver con la falta de consenso político y la crisis económica. No podemos repetir los mismos errores», ha asegurado el alcalde, que admitió que, de no conseguirlo, «las posibilidades de que el proyecto vea la luz son menores».

Una Romareda que serviría para acoger la gala de inauguración o clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno, en caso de que finalmente se desarrollen en España. «Que no la haya sería inaceptable para Zaragoza».

Compartir el artículo

stats